Este jueves el equipo de Estación Macondo dialogo con Héctor Sbuttoni en medio de las cataratas de voces de repudio que se escucharon tras el episodio que se dio en Villa Constitución donde una mujer cuestionó que se le diera trabajo a un joven con síndrome de Down. Miguel Villalba dialogo con el ingeniero Sbuttoni, papá de Agustín y contó lo valioso del empleo como inclusión.

 

--¿Cómo ves esto que pasó en Villa Constitución?—preguntó Miguel Villalba periodista de la Radio Ramallo.

--Casualmente me llegó esta situación que sucedió en Villa Constitución, que de algún modo descalificaba a una persona, que descalificaba a un joven con síndrome de Down que haya nacido con un cromosoma más. A uno que ha pasado tantos años, me duele cada vez menos. Es triste que haya gente que piensa así. El tema de la inclusión de las personas con discapacidad es una lucha de hace muchos años y que viene dando muy buenos frutos. Acá no solo hay que valorar a la persona con discapacidad sino que también hay que valorar mucho a las personas que dan trabajo. Si esto genera polémica porque un comercio admite a una persona con discapacidad y lo está valorando como persona, ahí es donde más me duelen este tipo de comentarios. Si un comercio o comerciante piensa de una buena manera y sabe que le da otra calidad de vida, porque se siente útil porque le da lugar a poder hacer lo mismo que los hermanos, que los familiares o cualquier otra persona, si el comerciante empieza a ver este tipo de reacciones y no la tenía clara es un paso en contra este tipo de reacciones.

--La gente del comercio ha decido realizar una exposición de cuadros de una joven con síndrome de Down y el sábado un baile redoblan la apuesta en Villa Constitución.

--Está muy bien y no hay que dejarlo pasar, hay que hacer cosas, esta mujer aduce que son un grupo de amigos, yo respeto la manera de pensar pero no las comparto. Cuando pasan los años, Agustín va a cumplir 27 no te afectan tanto pero…lo que se busca desde el lenguaje es no lastimar, ni denigrar a nadie. Se debe trabajar muy fuerte desde la inclusión en general. En esto de la inclusión antes había que explicarlo y luchas mucho, primero en los jardines de infantes y después en la primaria y hoy eso ya no está, hoy un chico que no asista  es imposible. En Ramallo no hubo mayores problemas fue todo positivo.

--¿Cuánto valor tiene esa independencia de Agustín de tomar el colectivo, de tener su trabajo?.

--Agustín se toma el colectivo, tiene su tarjeta de discapacidad y no la usa, se paga el boleto. Agustín me dice papi sacame plata del cajero, vamos les sacamos, es más nos hemos ido de vacaciones y con su tarjeta fue se compró una remera. Una vez por mes sacamos plata. Esas cosas tienen una dimensión, que muchos no se dan cuenta. El otro tema importantísimo es sentirse útil, tener el día ocupado, tener la semana ocupada, porque te tenes que acostar temprano porque te tenes levantar al otro día para tomar el colectivo, porque tenes tu grupo de trabajo, y después está el tema de la plata. Esto es importante para cualquier persona. Lo más importante es romper el tiempo ocioso en tú casa. Después que Agustín terminó de estudiar y estuvo ese tiempo hasta que por suerte la gente de Mucoop se decidió a incorporarlo y después de un proceso que fue muy inteligente, muy sabio y ahí está trabajando hoy, los padres que están viviendo esa situación lo van a entender perfectamente, esto vale para cualquier persona. Insisto lo que más me dolió cuando leí esto pasa porque las personas que se animan a incorporar a una persona con discapacidad espero que no sea un cachetazo  y lo pongan en duda a la hora de emplear una persona con discapacidad.

--Hay un cambio importante en la sociedad y se está viendo reflejado.

--Si hay un cambio importante en la sociedad. Y ojala más gente puede generar empleos para chicos como el de Villa Constitución. Cuando a una familia llega un chico con discapacidad al principio no es fácil y después te ayuda mucho a crecer. Uno tiene después una forma distinta de ver la vida. Cuando los padres nos animamos a salir a hablar, me acuerdo siempre de Julio Almaraz, de Mirta (Capozuca) es porque uno ve la necesidad de difundir este tipo de cosas, pero en las asociaciones que he trabajado siempre hay que difundirlas y cuando estas cosas se aclaran digamos todo se hace más fácil. Los medios de comunicación han jugado un rol importantísimo. Xuxa fue una de las primeras personas que empezó a mostrar a los chicos en televisión y a partir de ahí todo comenzó a ser distinto.

 

Foto: Agustín en su trabajo el supermercado Mucoop.

 

Compartir

Comentarios