El día miércoles en el despacho del Intendente Municipal se llevó a cabo una reunión convocada por el Ariel Santalla con motivo de la crecida del Río Paraná en el noreste argentino. De la misma participaron miembros del gabinete municipal y el Prefecto Claudio Hidalgo. Las acciones que se tomarán de manera inmediata serán la de construir un terraplén para contener las aguas y desde el área de Desarrollo Humano la puesta en contacto con posibles evacuados. El viernes 13 de junio se volverán a reunir en el edificio municipal.

Compartir

Comentarios