Así como tiene de hijo a Talleres, sufre con Defensores de Belgrano. Unión, flamante ascendido al Torneo Nacional, cayó anoche 3-2 por penales ante los de Villa Ramallo, tras igualar sin goles, y se despidió prematuramente de la Copa Argentina de fútbol. El conjunto granate, ahora, disputará la próxima instancia de este torneo, presumiblemente el 12 de diciembre ante el vencedor del cotejo entre Racing de Olavarría y América de Pirán.
Que Defensores de Belgrano es una piedra en el zapato de Unión no cabe duda alguna. El equipo de Villa Ramallo, con su prolijidad habitual y la movilidad de sus volantes, complicó toda la noche a los de Gustavo Noto y, por momentos, lo dominó abrumadoramente.
El equipo marplatense jugó un partido livianito, sin la intensidad que acostumbra. Sin rigor ni profundidad. Como si hubiera extrañado demasiado a Joel Amoroso.
De todas formas, no sufrió demasiado durante los primeros cuarenta y cinco minutos. En buena parte, porque Defensores de Belgrano lo respetó mucho en esa porción del partido. El equipo visitante se conformó con manejar bien la pelota, pero no agredió.
De los dos arqueros, sin embargo, el que más trabajó fue César Vallejos. El suplente de Pedroso desvió a los 5´ un poderoso remate de media distancia de Coronel y, cerca del final de la etapa, ahogó bien una llegada limpia de Georgetti y desvió, con susto y con ayuda del palo, un remate de media distancia de Campo, el mejor de los visitantes.
La producción ofensiva local en esa primera parte se redujo a un peligroso tiro libre de Nicolás Castro, que se desvió muy cerca del palo izquierda de Herrera.
El dominio de los visitantes, en el arranque del complemento, fue abrumador. Entre Torrent, Ceballos y Campo manejaron la pelota a voluntad. Con una actitud más decidida, convencidos de que podían dar el golpe, llegaron una y otra vez y con mucho peligro en el primer cuarto de hora.
Vallejos, a los 3´, sacó un remate muy peligroso de Campo, quien había hecho una gran jugada individual. Dos minutos más tarde, el propio Campo envió un centro muy peligroso desde la izquierda, que, tras desviarse en la cabeza de Formaggioni, rebotó en un poste. Un minuto más tarde, el que le pegó al palo fue Coronel, mano a mano con al arquero. A los 12´, Torrent fue a buscar un pase largo, anticipó a Vallejos con la cabeza para dejarlo en el camino y luego definió afuera con el arco vacío. Y tres minutos más tarde un tiro libre de Ceballos se fue apenas alto.
Defensores de Belgrano, tras ese inicio relampagueante de segundo tiempo, ya no llegó al arco de Vallejos, aunque siempre trató mejor la pelota.
Y Unión, superado, tuvo una chance de oro para ganar en los noventa con un fuerte zurdazo cruzado de Nahuel Santos, que explotó contra el caño izquierdo de Herrera.
Por los palos, el partido llegó a penales. La definición le dio la derecha a los merecimientos de Defensores de Belgrano. Anoche, y casi siempre, el verdugo de Unión, que afortunadamente no tendrá que cruzárselo el año próximo. Unión (0) (2): César Vallejos; Juan Pablo Manzoco, Martín Quiles, Leonel Formaggioni y Ariel Seltzer; Daniel Beguiristain, Juan Alesandroni, Luciano Mazzina y Nicolás Castro; Nicolás Ramírez y Wilson Albarracín. DT: Gustavo Noto.Cambios: ST 8’ Maximiliano Planté por Beguiristain, 18’ Nahuel Santos por Ramírez y 34’ Ramiro Rodríguez Rendón por Castro. Defensores (Villa Ramallo) (0) (3): Guido Herrera; Hernán Ruben, Franco Maraia, Leonardo Mignaco y Matías Caro; Juan Pablo Passaglia; Fernando Torrent, Juan ceballos, Jonathan Campo y Franco Coronel; Iván Georgetti. DT: Gabriel Gómez. Cambios: ST 25’ Federico Castro por Georgetti y 43’ Héctor Cardozo por Torrent. Definición por penales: por Unión convirtieron Albarracín y Santos, Herrera detuvo el disparo de Planté, Rodríguez Rendón desvió el suyo y Manzoco lo estrelló en el palo; por Defensores anotaron Coronel, Passaglia y Campo, Vallejos contuvo el de Ceballos. Árbitro: Lucas Novelli, de Tandil. Estadio: José María Minella. (Diario La Capital de Mar del Plata)

Compartir

Comentarios