El director técnico ramallense Gabriel Gómez dejará Mitre de Santiago del Estero, el lunes con Platense será su último partido. Gómez le señaló a La Radio Ramallo, que algunos resultados negativos y su amistad con el presidente del club, le generan un mayor compromiso y creía que para el presidente, para los jugadores, inclusive para él, lo mejor era tomar esta decisión.

GABRIEL GÓMEZ:  

.- “Dejo Mitre porque hubo un desgaste, arrancamos mal, después estuvimos siete fechas sin perder, ahí tuvimos un crecimiento, pero después volvimos a caer en una meseta, hablando con el presidente, que es un amigo, le dije que había que hacer un cambio de aire, a veces los cambios de entrenadores generan más confianza. Yo había probado varias alternativas, sobre todo en la parte ofensiva, donde nos costó muchísimo, así que a lo mejor viene otro entrenador y se renueva la confianza, porque muchas veces pasa por ahí. En este caso me podía haber quedado tres fechas más, pero hay una amistad de por medio con una persona que se ha portado muy conmigo, me pido que siga un partido más, para darle tiempo a buscar otro entrenador y le dije que sí, era lo mínimo que podía hacer, así que de común acuerdo voy a dirigir contra Platense, mientras el busca nuevo entrenador y yo buscare nuevo club como pasa habitualmente en esta profesión”.      

.- “Me voy muy bien, tuve una reunión con los jugadores, es un grupo espectacular, trabajan muy bien,  tenemos una muy buena relación, esto pasa por un montón de cosas que fueron sucediendo, a veces los entrenadores en la búsqueda de mejorar hacemos cambios, y si esos cambios no dan resultados terminas provocando una falta de confianza en los jugadores, sobre todo en la parte ofensiva donde por ahí tuve que ir cambiando para buscar una solución. Por eso a veces los cambios de entrenadores resultan, porque renuevan la confianza del jugador”.

.- “Nosotros con Barracas Central, San Martín de San Juan y Morón, jugamos muy bien, el resto de los partidos, si bien los rivales no nos superaron, salvo Alvarado que nos ganó muy bien, no mostramos la versión futbolística que pretendíamos, es verdad que tendríamos que tener cuatro o cinco puntos más, de eso no tengo dudas y con esos puntos hoy estaríamos a tres de la clasificación, pero no pasa por ahí, pasa que si trabajas en un lugar donde el presidente es amigo tuyo, tiene su lado bueno y su lado malo. Lo bueno es que trabajas con gente de confianza y lo malo es que trabajas con mayor presión, porque vos queres cumplir con los objetivos, a veces necesitas tiempo, así que en este caso lo mejor para descomprimir la situación era tomar esta decisión, me pareció que era los mejror, para el presidente, para los jugadores, inclusive para mí también ”.

.- “En el día a día trabaje tranquilo, pero no hay una onda de la gente hacía a mí, eso está claro, así como en Independiente Rivadavia, me fue bien y la gente me aprecia muchísimo y hoy tengo las puertas abiertas con la gente. Acá nunca hubo onda y para que eso se revierta tenía que jugar muy como el Barcelona y salir campeón, pero esa situación no formó para de la decisión que tome”.   

.- “En momentos como estos la familia juega, estoy lejos, y cuando las cosas no se dan y estas lejos de la familia  es muy difícil el día a día. Eso también jugo, se lo explique a Guillermo (el Presidente) y él lo entendió. Tengo hijas chicas, tengo una hija que va a ser mamá, mi señora, mis padres que están grandes, mis amigos, en estos momentos quiero estar con todos ellos. No estoy mal por la decisión que tome, solo resta afrontar la semana para ganar el lunes,y poder irme bien”.

Compartir

Comentarios