Los empleados de Minicuotas Ribeiro se dirigieron a su lugar de trabajo y se encontraron con la sucursal toda empapelada y sus compañeros en la calle. El cierre del local se suma a los de las ciudades de Arrecifes y Casilda.

Compartir

Comentarios