Por Leandro Torri *


¿Hacia dónde debiera ir nuestra localidad? ¿Cuáles debieran ser los ejes rectores del desarrollo, es decir, las Políticas de Estado? Sin lugar a duda son interrogantes que darán lugar a tantas respuestas como interlocutores se planteen.

 

Desde el espacio que nos toca ocupar, con la responsabilidad institucional que ostento, pero también como vecino de la localidad en la cual van a vivir mis hijos y mis nietos después que ellos, tengo claro cuál quisiera que fuera el Norte.

 

Nuestro Ramallo cuenta con condiciones naturales privilegiadas:

 

 

· Su ubicación estratégica en el principal corredor industrial de la Provincia de Buenos Aires a la vera de la Autopista Buenos Aires – Rosario.

 

· Una ventana al Río Paraná (Hidrovía Paraná Paraguay) con un calado predilecto para buques de gran porte.

 

· Una matriz económico-productiva modelo caracterizada por una pujante industria (con la principal acería del país dentro de sus límites, pero también con un vasto parque industrial que la nutre de materiales y mano de obra); una extensa zona agrícola con rindes similares a los de la zona núcleo; su aptitud portuaria; y su desarrollo turístico, aportan un abanico de posibilidades que no muchas localidades tienen, menos aún con 40.000 habitantes.

 

 Ramallo ante esto, no puede permitirse, no contar aún con un Código De Ordenamiento Urbano y Territorial, este es un punto fundamental para trabajar y resolver a futuro, dejando de lado los intereses de algunos sectores en detrimento de los vecinos y las necesidades de las distintas localidades del partido.

 

Ante esto, serán nuestras decisiones las que convertirán estas condiciones en una ventaja comparativa para nuestros vecinos frente al resto de los bonaerenses o, por el contrario, los mantendrá dentro del montón.

 

Para que lo antes expresado repercuta en una mejor calidad de vida para los vecinos, el desarrollo económico e industrial debe venir acompañado de Políticas de Estado que garanticen una correcta distribución de dicho desarrollo a todos y cada uno de los estamentos de la sociedad. Así las cosas, el crecimiento industrial y económico, el cual será el motor de producción; debe venir acompañado para dar valor agregado a la materia prima que se obtiene en los diferentes procesos agrarios e industriales,lo que deberá ser una de las causas de generación de empleo, en conjunto de un desarrollo humano (que el estado garantice el acceso a todos los servicios básicos e infraestructura: agua potable, cloacas, cordón cuneta y asfalto) que permita concebir ciudadanos formados y capacitados para los desafíos que se vienen. He aquí la razón de garantizar el acceso a una educación universal, pública y gratuita cubriendo todo el rango etario posible. No debemos perder de vista el acceso a la salud pública, siendo todos estos puntos pilares fundamentales del crecimiento de las poblaciones del partido.

 En el 2018, en Ramallo, la inversión del municipio por cápita fue aproximadamente de $17.000 por habitante contra $7.000 del 2014,a esta inversión hay que sostenerla en el tiempo aumentado la misma año a año, estando por encima de la media de los Municipios de la Provincia y teniendoPOLITICAS DE ESTADO claras.Estoy convencido que de esta manera, cada uno de los vecinos del Partido tendrá una mejor calidad de vida.

 

*Secretario de Obras y Servicios Públicos

Compartir

Comentarios