En un operativo en conjunto entre la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Ramallo  y Patrulla Rural procedieron al decomisado de 30 medias reses de cerdos de 42 kg cada una. En un procedimiento de rutina se constató que la mercadería transportada en el camión térmico no contaba con la temperatura adecuada,  de 0 a 5 grados como máximo, siendo esta de 12 y 14 grados; se trasladó el camión al departamento de bromatología de la municipalidad donde el veterinario verificó que la mercadería no era apta para el consumo. El municipio labró un acta y la policía realizó la denuncia correspondiente. Hoy por la mañana se procedió al descarte de la mercadería en mal estado  en una cava del GIRSU. 

Compartir

Comentarios