El paro general convocado por la CGT tuvo un alto acatamiento en el partido de Ramallo.

Marcado por la baja actividad por parte de los trabajadores del Estado y falta del transporte el paro se sintió en las dos principales localidades Ramallo y Villa Ramallo. 


En horas de la tarde se pudo observar varios comercios que abrieron sus puertas y emprendimientos pequeños que también trabajaron. 

"La situación es difícil y el paro no resuelve nada porque mañana todo vuelve a ser igual pero me parece que el gobierno tiene que tomar nota de lo que pasa" dijo una mujer empleada de un emprendimiento Pyme. 

En tanto que otras de las personas consultadas manifestó "no se puede más, es muy alto el costo de vida y el gobierno no da respuestas". 

Compartir

Comentarios