Se desarrolló la 22º de la Fiesta de la Música del Litoral los días sábado 17 y domingo 18 de febrero en el Paseo Arturo Jauretche, Plaza Miguel Acoglanis-Carlos Gorostiza



Desde las 20:00 se vivieron dos jornadas a pura música y bailes folklóricos con la concurrencia de más de 8.000 personas que visitaron la ciudad de diferentes localidades.

Con la entrada totalmente libre y gratuita, la 22° edición del tradicional festival de folklore ramallense “Ramallo Porá 2018” tuvo una gran convocatoria.

 

La apertura de ambas jornadas estuvo a cargo de la presencia destacada del Ballet Horizonte quienes siempre deleitan al público con su destreza y vestuario.

 

El evento contó con grandes espectáculos de la música del litoral; emprendedores y artesanos locales y regionales; y ferias gastronómicas pertenecientes a distintas instituciones.

 

“Esta gestión impulsará que la tradicional fiesta siga siendo libre y gratuita para que pueda disfrutar toda la familia”, destacó el Intendente Mauro David Poletti y agregó: “es importante estos encuentros ya que promueve la economía local”.

 

Asimismo el Intendente agradeció al Subsecretario de Cultura Mauricio Carol por la organización e invitó al público presente a cuidar estas fiestas populares.

 

Los principales artistas que estuvieron presentes son:

Sábado 17:

Ballet Horizonte.
Los de Gualeyan.
Los Andariegos.
El Humor del Chajá.
Ricardo Esquivel, Ganador de “Pre-Ramallo Porá”.
Gustavo Sánchez, Ganador de “Pre-Ramallo Porá”.
Rubén Domínguez.
Claudio Adrover.
 

Domingo 18:

 

Ballet Horizonte.
Monchito, Mauri y Simón Merlo.
Hugo Nikel.
Ricardo Esquivel.
Hernán Rondán Grasso.
Fejumas.
Duo del Litoral, segundo puesto de “Pre Ramallo Porá”.
Despertar Chamamecero.
Yuyo Gonzalo, artista invitado.

 

Mientras se llevaba adelante el encuentro de la música del litoral, actores vivos de la economía social se hicieron presentes. Confluyeron emprendedores y artesanos  de diversas ciudades quienes lograron exponer sus productos ante un  espectro muy amplio  de familias que concurrieron al festival.

 

Un lugar que además de música, canto y poesía también ofreció  artesanías en madera, en vidrio, macramé, caña de bambú, tejidos originales, dulces artesanales, talabartería, bijouterie, emprendimiento en chacinados, quesos, cerveza artesanal, plantas y catus.  También hubo diferentes puestos de comidas tradicionales.

 

Foto y texto: prensa Municipalidad de Ramallo

Compartir

Comentarios