Pretendo llegar a los vecinos con una preocupación por lo que nos ocurre hoy en Ramallo y por su futuro.

 

A dos años de la gestión del Intendente Poletti se percibe, claramente, una falta de gestión, pésimo concepto y ejecución de la administración de los recursos municipales. En su primer año aplicó un plan sistemático de persecución contra los trabajadores municipales, despidos, jubilaciones de oficio,  juicios laborales, reducción de adicionales. Estas cuestiones nos traerán a futuro costos a las arcas municipales. Pero, además, esta inadecuada política  trajo como consecuencia pérdida de recursos humanos valiosísimos (por citar un sólo caso, el de Pepe  Ferreyra, maquinista).  No sólo hay que saber administrar lo económico sino que tan fundamental como ello es administrar los recursos humanos.

 Como consecuencia de la mala gestión, se observa una baja calidad de los servicios en todos los aspectos: riego, luminarias, reparación de calles y caminos, espacios públicos, etc. En paralelo, el aumento desproporcionado de la planta municipal del 45%, esto es de 718 empelados en la gestión Santalla a 1041 en la actualidad , la contratación y armado de cooperativas de trabajo pergeñada por su secretario de desarrollo local el vecino de San Pedro,  Mariano Veiga. 

 Se dejaron de ejecutar dos (2) políticas públicas que le daban a Ramallo  un perfil de partido progresista, de futuro y su imagen crecía en el norte de la provincia Buenos Aires. Una es el proyecto Turístico  de la Costa de Ramallo que se abandonó por completo;  cayeron los incentivos a los prestadores de servicios en el complejo VIVA EL RIO que eran tan lógicos para un plan sustentable del turismo: cánones bajos, mantenimiento adecuado, inversiones en infraestructura, colaborar en la difusión, tener programas de incentivos hacia la toma de mano de obra local por parte de los prestadores.

La segunda, El GIRSU, programa de tratamiento de los residuos sólidos urbanos (la basura).  Durante la gestión anterior, se trabajó en la remediación del basural a cielo abierto que contaminaba napas y cada vez que se prendía fuego eran cortinas de humo sobre el bajo de Marconi que producía peligros al tránsito del camino de la costa. Se llevó un plan de trabajo que aprobó el OPDS  (organismo de control ambiental de la provincia) para iniciar el proyecto de relleno sanitario para el tratamiento de la basura de manera sustentable. Hace días vivimos la desidia en este tema y se están contaminando napas. Además, cabe recordar el incendio que se produjo de grandes dimensiones; cuestiones que teníamos resueltas se abandonaron de tal manera que la población debe recordar los varios  años que no se producían incendios en el basural. En este tema hay que estar alertas ya que el gobierno y su funcionario Ribe preparan una licitación bastante leonina, donde privatizan la operación del predio del basural a 30 años, a una empresa que dice tener una tecnología que no está probada en el país; hasta diría en gran parte del mundo, ya que en los países más desarrollados se utiliza la técnica de Relleno sanitario, sin valor de referencia de tasa vuelco a pagar por el municipio y la recolección  sigue en manos municipales.

El aumento de tasas e impuestos que en la mayoría de los casos fueron por encima del 400% o conflictos  contraídos con importantes empresas como el caso SIDERAR  es propio de desprolijidad y desconocimiento. En primer lugar, emite un decreto en particular de congelamiento de tasas para los ejercicios 2016 y el 1° semestre 2017  sin contemplar lo que establece el art. 40,  el Decreto-Ley 6769/58  ley orgánica municipal  que dice:  “Se podrá establecer un régimen de exenciones parciales o totales de tributos municipales , las que serán de carácter general” .

Aumento de la planta de cargos políticos del 100%, en su mayoría improductivos,  sin misiones ni funciones ( de 20 en la gestión anterior a 47 en la actual) cuyo costos entre sueldos, viáticos , combustibles, gastos de funcionamiento, cargas sociales, superando la suma de pesos 30.000.000 anuales sólo en el aumento de la planta política. La realidad del gasto transforma al municipio de Ramallo en uno donde el  78/80 % se destinara a pago de sueldos con lo que se espera menos prestación y cumplimiento de los servicios básicos.
Las funciones básicas del Concejal son representar, legislar y controlar al Ejecutivo. La tarea legislativa deja algunas cuestiones de tratamiento de ordenanzas sin consenso social.  El Código de ordenamiento donde se avanzó en el despido de la tesorera municipal con él solo fundamento que no era de confianza del Intendente, tema judicializado con los costos que puedan devenir para el municipio en el futuro, allí estaba la tarea de control del Concejo de no dejar avanzar en temas que pueden traer costos económicos a futuro.

Por último y no menos importante es la aprobación del presupuesto 2018 que prevé aumento de personal, proyección muy optimista de los ingresos, sin resolver cuestiones de fondo como lo es el conflicto con grandes contribuyentes. La ordenanza de  presupuesto de cálculo de recursos y gastos es la norma más importante que se vota anualmente en una Municipalidad  y en Ramallo sobre un total de 15 concejales presente 10 concejales se abstuvieron y solo tuvo 5 votos afirmativos. Parece que la interpretación de mayoría simple necesaria para su legalidad es bastante rebuscada, 10 son más que cinco, razón por lo cual  me parece que el Ejecutivo y el Concejo Deliberante deberían consultar para no generar perjuicio en un futuro si la norma es impugnada.
                                     

   Jorge Urquiza 
   Concejal, Pte del Concejo,  Secretario Desarrollo Local, Subsecretario de Prevención.

 

Compartir

Comentarios