Este viernes el Intendente Municipal, Mauro Poletti junto al Director del Hospital “José María Gomendio”, doctor Rubén Millan, recibieron a un grupo de enfermeras en la sala de reuniones de la Municipalidad de Ramallo que le hicieron llegar diferentes reclamos.

La situación que se venía escuchando en los pasillos del hospital “José María Gomendio” dio lugar a que un grupo de trabajadoras de la salud pidiera ser recibidas por el titular del Departamento Ejecutivo Municipal. 

Sobre la mesa de discusión se puso de manifiesto el pago de las horas extras, a lo cual el titular del DEM dijo que habían sido pagadas el día 15 mientras que algunas trabajadoras adujeron que todavía hay dinero que se les adeuda. 

También el desempeño en determinadas áreas de la salud señalando que no es lo mismo trabajar en pediatría que con adultos mayores, al menos así lo expresó una de las personas que participo de la reunión y que no quiso dar su nombre por miedo a represalias. 

El encuentro, mostró al Intendente sorprendido por algunos de los planteos, y se refirió que se tomaba nota de los problemas para dar respuestas. Además les dijo que estaban observando el pago de las horas extras porque había sumas muy importantes que estaba abonando el municipio. 

Otro de los temas fue que solo dos enfermeras iban a estar en el policlínico cuando el hospital funciona a “cama caliente” por lo general hay 22 internados por lo que entendían que debía haber más personal para el policlínico y emergencias. Llamativamente no hubo tomas fotográficas para comunicar en el facebook municipal, ni tampoco informe a los medios locales como sucedió con otros reclamos de trabajadores municipales. 

“Creo que fue una muy buena reunión, porque el Intendente nos escuchó, ahora esperamos respuestas” dijo la trabajadora municipal de la salud.  

Foto ilustrativa

Compartir

Comentarios