Cuando este 1º de Mayo los trabajadores deberíamos estar hablando de bienestar económico y de seguridad laboral, una vez más, como hace tanto tiempo ponemos en significado las palabras despidos, precariedad laboral, bajos salarios, tarifazos… en definitiva AJUSTE.

 Esta nueva etapa política del país, no así para los trabajadores, tiene un objetivo claro y planificado: el desguace del Estado, la precarización laboral, el AJUSTE sobre los trabajadores y el traslado de las ganancias hacia los sectores concentrados de la economía de nuestro país. Queda claro a los trabajadores que se han invertido los poderes en Argentina, cuando el poder económico está por encima del poder político, éste termina siendo la herramienta que legitima el VERDADERO PODER; el de la acumulación de riquezas que además de sernos ajenos se construye con nuestro propio esfuerzo. Por lo tanto, son caras las consecuencias para nuestro pueblo trabajador: menos política pública que no significa discutir sólo el trabajador del Estado sino las mejores condiciones de vida para nuestro país. Por ello, desde ATE estamos convencidos que no sólo hay que resistir al AJUSTE, hay que enfrentarlo asumiendo que no es el destino que queremos para los trabajadores del Estado. Enfrentar el AJUSTE es reafirmar nuestro compromiso con nuestra clase, con nuestros jubilados y con los 30.000 desaparecidos de ayer, pero también con los desaparecidos de hoy.
Enfrentar el ajuste es reivindicar nuestra propia naturaleza, aquella inherente no sólo a nuestra defensa sino también a más organización, a mayor participación y debate; que nos permita articular con otros actores sociales la mejor alternativa para la construcción y recreación de las mejores condiciones de una vida digna. 
Por ello, el mejor homenaje en este 1º de Mayo no es el reconocimiento que nos otorgan “otros”; sino que es el orgullo por nuestra historia , por nuestra convicción de seguir creyendo que tenemos el mejor crédito para transformar la realidad, nuestra realidad. Porque cuando se habla de AJUSTE, se habla de enemigos y cuando se habla de enemigos se habla de PODER y es allí, donde como trabajadores tenemos la obligación de cambiarle el significado a las palabras. 
Para que el AJUSTE NO SE NOS HAGA COSTUMBRE NI COTIDIANO CAMBIEMOS SU CONTENIDO CON EL UNICO DICCIONARIO QUE CONOCEMOS; EL DE LOS TRABAJADORES.

Seccionales de ATE: San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Baradero, Pergamino, Zárate y Campana.

 

Compartir

Comentarios