Silvia Elizabeth García, de 40 años, domiciliada en Ramallo apareció asesinada en la cámara frigorífica de la verdulería donde trabajaba. Se encuentran detenidos como sospechosos el propietario de la verdulería y su esposa. Cuando llegó a los medios la denuncia realizada por Gabriel Guglielmetti, ex esposo de Silvia García, por averiguación de paradero, había una lógica preocupación, pero nadie imagino tan trágico desenlace.

Pasada las 22 horas del jueves, Gabriel Guglielmetti se dirigió al domicilio de su ex esposa para llevar a sus dos hijas y no la encontró, tampoco contestaba el teléfono, se comunicó y buscó en los lugares que podía estar, al no obtener respuesta realizó la denuncia. En la verdulería le habían manifestado que se retiro cuando terminó su turno alrededor de las 21:00 horas. Se hicieron un montón de especulaciones, ninguna iba a estar vinculada a la tremenda realidad. El dueño de la verdulería, que durante las primeras horas estuvo cerca de la familia de la víctima, no abrió el comercio en la mañana del viernes, aduciendo solidaridad con la familia por la desaparición de su empleada. Alrededor de las 17:00 horas del viernes, luego de una larga búsqueda, seguramente orientados por alguna pista, la policía se dirigió con los propietarios, hasta ahí vinculados al hecho solo como testigos y que se mostraban muy predispuestos a colaborar, hacía la verdulería Mar – Yes ubicada en la intersección de la Avda. San Martín y calle Sarmiento de Ramallo. Luego de revisar la parte de atención al público, pasaron, siempre acompañados por el matrimonio, a la cámara frigorífica, donde se encontraron con un panorama dantesco. En un rincón, con una bolsa en la cabeza y un profundo corte de arma blanca en el cuello se encontraba sin vida Silvia García. La policía detuvo y traslado rápidamente al propietario del comercio. Mientras tanto su esposa quedó en el lugar, donde llegó personal de Policía Científica en compañía del Fiscal de la causa Dr. Darío Giannorio, la Ayudantía Fiscal de Ramallo con las Dras. Cecilia Fernández y Dolores Forno como así también los peritos forenses, para empezar a dilucidar lo que sucedió. Todo parece indicar que nunca se fue de su trabajo y que ahí fue asesinada, el fiscal determino que también la esposa del verdulero quedara en calidad de detenida, los primeros indicios indicarían que podría ser la autora del homicidio, contando con la complicidad de su marido, para esconder el cadáver en la cámara frigorífica del negocio. Pasada las 20:30 horas el cuerpo de la infortunada víctima fue trasladado a la morgue judicial de San Nicolás para realizarle la autopsia. Pocos minutos después, aprovechando que la mayoría de los vecinos que en gran cantidad se encontraban presentes en el lugar se había retirado; en un móvil de la departamental, la policía se llevó hacia sede policíal, con una campera cubriéndole la cabeza, a la esposa del verdulero. Seguramente en las próximas horas la justicia determinará la responsabilidad del matrimonio en el crimen y quién fue el asesino/a, y quién cómplice.   

Compartir

Comentarios