Después de muchas idas y vueltas el clásico Defensores vs. Social se suspendió por falta de policías. Defensores anunció cerca de mediodía que el partido se suspendía por las inclemencias del tiempo, desde el club Social señalaron que no estaban de acuerdo con la suspensión y que se iban a presentar a jugar. Con los dos planteles en el estadio el árbitro Gabriel Lokett recorrió el campo de juego y consideró estaba en condiciones para jugar, pero al no llegar la policía, luego de esperar los 15 minutos reglamentarios, dio por suspendido el partido.

Alrededor del mediodía de este miércoles, desde el club Defensores de Belgrano le informaron a la Radio Ramallo, programa Estación Macondo por Radio Acero, que el partido con Social había sido suspendido por las inclemencias del tiempo. Poco después de las 13, finalizado el programa radial con la información de la suspensión del encuentro,  gente vinculada a Social nos señalaba que ellos no tenían información de suspensión y que se iban a presentar a jugar el partido. Cuando los dos clubes involucrados no llegan a un acuerdo para la suspensión del encuentro en forma anticipada, por reglamento decide el árbitro en la cancha si el partido se puede jugar o no. Desde Defensores nos señalaban que anunciaron la suspensión porque había un consentimiento de parte de Social para que el partido se postergara, desde el club Social señalan que no, que nunca habían considerado que no se jugara porque tenían jugadores que habían cambiado de turno en el trabajo o faltado a la escuela y que era difícil lograr juntar todo el plantel otro día. Con la terna arbitral y los dos planteles en la cancha, Gabriel Lokett, árbitro designado para dirigir el partido, con Octavio Ibarra y Edgardo Zickovic como asistentes, recorrió el campo de juego y lo encontró en buenas condiciones a pesar de la lluvia caída y que continuaba lloviendo. Pero ahí surgió el motivo principal por el cual se suspendió el encuentro, en la Comisaría 2ª, cuando Defensores, antes del mediodía le comunicó la suspensión del partido, liberaron al personal (16 policías) que iban a cubrir el encuentro, cuando se supo que el partido debía jugarse, señalaron que les era imposible convocarlos nuevamente, por lo tanto no se hicieron presentes en el estadio. Cuando el partido se suspende por el mal tiempo o mal estado del campo de juego, se reprograma automáticamente, cuando se suspende por otro motivo, en este caso por faltas de policías, se deriva al Tribunal de Penas de la liga. 

Compartir

Comentarios