Por falta de conciencia ciudadana o bien otros factores que quedarán en el interior de aquellos que decidieron usar pirotecnia con estruendo el 31 y el 1 de enero se escucharon los estallidos de bombas y petardos incumpliendo con lo que dice la ordenanza municipal.

Asimismo días previos ONG locales como la Municipalidad trabajaron en la concientización sobre el uso de pirotecnia con estruendo pero estos pedidos no fueron atendidos por vecinos que no le importó el prójimo: los adultos mayores, las personas que sufren de trastorno del espectro autista o bien por los animales en general y decidieron violar la norma.  

Compartir

Comentarios