Este jueves se conoció que el Intendente Mauro Poletti habló con los propietarios de la empresa de transporte Ramallo SRL y horas más tarde desde el gremio informaron que se levantaba la medida de fuerza.

 Le ofrecieron a la compañía nicoleña para destrabar la situación una suma de dinero que la Provincia envía para subsidiar el transporte público.  

Compartir

Comentarios