Emociona cuando se ingresa a la cuenta de facebook de la ONG Animales Ramallo ver la labor que llevan adelante este grupo de vecinos de Villa Ramallo para dar asilo, protección y cuidado a perros, perras, gatos, gatas que son abandonados, golpeados o bien se encuentran en una situación de indefensión frente a la vida diaria.

Desde hace mucho tiempo llevan adelante una campaña de castración y desde enero se han trasladado al cuartel de bomberos voluntarios para concretar la misión que tan noblemente realizan las médicas veterinarias Jorgelina Avetta y Florencia Mari. En la calle los vecinos esperan su turno para que su mascota pase a la sala quirúrgica.

Afuera Mirta Ferretti, Laura Urquiza, junto a otras de las mujeres que integran a la ONG atiende a los que van llegando o a las consultas que van surgiendo. Desde la ONG previo a la entrevista agradecen a los bomberos voluntarios de Villa Ramallo que han cedido el lugar.

“Todos los miércoles recibimos en bomberos a todos aquellos que desean castrar a sus mascotas. Estamos trabajado como podemos pedimos que la gente se concientice porque hay muchos perros abandonados. Nosotros estamos castrando como podemos, por ahí nos fallan turno porque no tenemos como ir a buscarlos” dijo Mirta Ferretti.

“Los vecinos pueden colaborar contactando en el facebook. Muchos vecinos nos piden ayudan durante día noche, domingo, le pedimos que también nos llamen apara ayudarnos. Nuestro teléfono es 3407 404367” indicó Laura Urquiza.

“Tenemos unas rifas que se sortea el 19 de abril de Pascuas y otra para el 13 de julio con mil números, con el dinero de las rifas pagamos los tratamientos de los perros chocados. Nos ha donado muchos premios que son lo que se rifan. Los que quieran colaborar le decimos que se acerquen” resaltó Ferretti luego señaló que “tuvimos una reunión muy importante con el Intendente y estamos avanzado muy bien con el municipio”.

“Pedimos a la gente que se concientice y que no tire. Hay muchos colaboradores pero pocas las que andamos somos cuatro o cinco” concluyó Urquiza.  

Compartir

Comentarios