“La semana pasada participamos de una reunión con la empresa y en ese marco nos informaron que están viviendo una situación complicada tanto económica como financiera" dijo Juan Silenzo, Secretario General del Sindicato de Fiplasto.

"Por ese motivo esgrimieron que tienen que entrar en un plan de suspensiones que será de cuatro semanas distribuidas en los meses de octubre, noviembre y diciembre. Ellos aducen que se les hace muy difícil poder cumplir con el pago de las facturas de gas y energía eléctrica, que sumados ambos servicios el mes pasado pagaron cerca de dieciséis millones de pesos, y que ante la caída de las ventas tienen un stock de un millón de metros de chapadur. Esto los llevó a tomar esta decisión y ahora estamos a la espera de conocer la fecha de la primera semana de suspensión”, explicó el dirigente sindical.

En la asamblea los trabajadores aceptaron la semana de suspensión, pero solicitaron que durante ese periodo de tiempo se les pague el 80% de sus haberes y que la empresa se comprometa a no despedir personal. Petición que fue aceptada, según aseguró Silenzo.

El dirigente sindical también menciono que en el contacto que mantuvieron con la empresa les habrían informado que al parar la producción se estarían ahorrando unos seis millones de pesos y que en la actualidad económica que están transitando es una cifra para nada despreciable.

Quienes no entrarían dentro del grupo de suspendidos serian los operarios que se desempeñan en despacho de mercadería, seguridad y mantenimiento. Desconociéndose por estas horas lo que ocurrirá con los fuera de convenio.

Compartir

Comentarios