El día martes en horas de la tarde, una joven de 16 años se presentó en la casa de una conocida de 18 años de edad para reclamarle la devolución de un buzo. Como respuesta a la misma la menor recibió una mordida y un golpe de puño en la cara provocándole una fractura nasal.

Compartir

Comentarios