Es la tercera vez que el Bingo Ramallo recepciona una llamada diciendo que en el recinto se encontraba un aparato explosivo. Luego de evacuar la totalidad de la gente, los peritos de explosivos constataron que no había ninguna anomalía y el lugar reabrió sus puertas.

Compartir

Comentarios