Este miércoles el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria entre los trabajadores del gremio aceiteros y la empresa Bunge.

El cuadro de situación complejo da un plazo de 15 días para que las partes busquen una solución al conflicto. En tanto, este jueves a las cinco de la mañana los trabajadores deberán entrar a realizar sus funciones.

Compartir

Comentarios