El pasado miércoles se conoció en la ciudad de Ramallo, el caso de una menor de seis años que sufrió un abuso sexual, el aberrante suceso, todavía no tiene un responsable para la justicia, esperan para determinar fehacientemente la culpabilidad de algún presunto autor, la realización de la “Cámara Gesell”. Los vecinos, que dicen conocer irregularidades por parte de la mamá en el cuidado de la pequeña y saber quién es el responsable de este lamentable hecho, pretendían la noche del viernes que la justicia resolviera rápidamente la responsabilidad de una persona que según ellos es el autor del terrible delito. Enterados de que esta persona se encontraba en su domicilio, prendieron una gran fogata entre la calle y la vereda y pedían la presencia de un fiscal que les diera respuesta inmediata a esta situación, y si no la tenían prendían fuego la casa de quién consideran culpable. La policía retiró a la persona señalada por los vecinos como autor del hecho de su domicilio para preservar su integridad física y le pidió, junto a Lorena Gómez, subsecretaria del área del Menor y la Familia de la Municipalidad, que se presentaran a denunciar las irregularidades que decían conocer en la Comisaría Primera para sumar elementos probatorios a la causa. Los alrededor de sesenta, setenta vecinos que parecían dispuestos a todo se fueron de a poco hacía la Comisaría y hacía sus casas. Algunos no estaban convencidos de la respuesta brindada por las autoridades, volvieron y avivaron el fuego, pero a la hora de realizar este informe, las aguas se habían calmado y en el domicilio del sospechoso, siempre de acuerdo a las versiones de los vecinos, quedó una custodia policial.

Compartir

Comentarios