Invitados por Suteba Ramallo este lunes Auditorio Libertador de Villa Ramallo se realizó la presentación del libro "Reencuentro - Crónicas de la restitución de una identidad", de Alfredo Hoffman, que narra el proceso de restitución de la identidad de Sabrina Gullino Valenzuela Negro. De la rueda de prensa participaron Soledad Guidi y Federico Aranguren de Suteba junto al escritor y Sabrina. Luego estuvieron visitando escuelas del distrito. El autor del libro, el periodista, Alfredo Hoffman, vive en Paraná y se dedicó a realizar una minuciosa investigación que está plasmada en la publicación.

 “Es la primera vez que en Entre Ríos se llega a conocer la verdad en cuanto al robo de bebés y a restituir la identidad de un niño nacido en la provincia y expropiado al nacer" Hoffman subrayó.  Recordó que la causa se inició en el 2005, estuvo seis años en la etapa de instrucción y luego 40 días corridos en la instancia de juicio oral. “Raquel Negro estaba detenida en un centro clandestino en Rosario y había sido trasladada a Paraná para dar a luz, esto lo cuenta el libro Recuerdos de la Muerte, de Miguel Bonasso, que cuenta como fue aquel operativo", relató el periodista.


"En el juicio por la causa Hospital Militar lo que se vio fundamentalmente es la complicidad de un sector de la sociedad, que fue expresada en este caso por los médicos", refirió Hoffman. 

Sabrina

“Un pueblo con memoria no es lo mismo que un pueblo sin memoria. No nos da lo mismo caminar por la calle con los genocidas sueltos. Un genocida es un asesino, un violador, un torturador, es un genocidio desde el Estado el que se cometió” dijo Sabrina en la conferencia de prensa a días de la fecha que marcó para muchos argentinos un antes y después como fue el 24 de marzo de 1976.

“Pensar que las víctimas directas somos los hijos es un error, las víctimas directas de un genocidio son la sociedad toda, así estaba pensado desde el terrorismo de Estado. Entonces poder entenderlo en su dimensión es poder entender porque durante el menemismo le teníamos tanta idea a la política. La dictadura pretendía destruir los lazos de solidaridad, platear una sociedad más individualista” resaltó.  

 

Compartir

Comentarios