Este sábado una piragua que utilizaban unos jóvenes para pescar en el río Paraná se dio vuelta y los tripulantes debieron esforzarse para llegar hasta la costa.
Unos minutos después llegó personal de Prefectura, en la costa se encontraban agentes de la policía local.
La situación no pasó de un susto.

Compartir

Comentarios