Este jueves estaba en la orden del día entre otros temas el tratamiento del Código de Ordenamiento Territorial para ser aprobado o rechazado y luego en caso de ser aprobado remitido al gobierno de la provincia de Buenos Aires y obtener la aprobación definitiva. Cuando el tema fue anunciado por el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Ricardo Belos los bloques opositores, Cambiemos, Frente Renovador y Progresistas decidieron abandonar el recinto sin decir palabras y retirarse de sus bancas.

La sesión quedó inconclusa por lo que cuando se realice la nueva convocatoria se deberá retomar desde el expediente del COU. 

Una multitud se dio cita en el concejo deliberante para seguir la sesión, por un lado la ONG UPVA y la Asamblea Vecinal que se quedaron festejando la decisión de la oposición al grito de "Ramallo no se vende" y por otro lado trabajadores muchos de ellos de la Unión Obrera de la Construcción(UOCRA). 

El clima se percibía denso en el ingreso al recinto pero con el correr de los minutos la situación pasó a ser más distendida. 

No hubo insultos una vez que el bloque opositor decidió levantarse de las bancas y dejar sin quorum la sesión, si algún cruce verbal entre el concejal Luis Onofri y algunos miembros de la ONG que no pasó a mayores. 

Cuando los ediles se vuelvan a reunir deberán tomar una definición sobre el expediente del Código de Ordenamiento Urbano. 

Compartir

Comentarios