Este jueves la fiscalía que entiende en la causa del asesinato del profesor Miguel Russo, libró la orden de detención de un sujeto --Nicolás Leguizamon-- residente en la ciudad de Ramallo que quedó imputado del homicidio acontecido en el Camping del club Paraná. Personal de la Comisaría Segunda de Villa Ramallo, a cargo de la Subcomisario Patricia Giménez, con el titular de la jefatura distrital de la policía de la provincia de Buenos Aires, Comisario Daniel Bustamante, DDI (Investigaciones) y otros representantes de la fuerzas policiales llegaron a una vivienda de calle Bustos y Moltrasio, Villa Ramallo y detuvieron al sujeto imputado en el caso Russo.

Según fuentes extraoficiales, el sujeto intento huir sin éxito, pero el rápido accionar del personal policial frustró la fuga.

En el interior de la vivienda estaba una mujer, fue otro dato que trascendió en medio del hermetismo policial. El jefe distrital señaló que recién en horas de la tarde brindará declaraciones.  

Luego de cuatro meses de investigación derivaron en que la justicia reuniera pruebas para ordenar la detención de un sujeto imputado en el asesinato de este reconocido profesor de educación física. El caso conmocionó a la sociedad ramallense por el cariño que en diferentes sectores le tenían a la víctima y por la saña con la que actuó el asesino.

En silencio los agentes del poder judicial siguieron trabajando, tras los allanamientos que se realizaron este miércoles, recabando pruebas y elementos que permitieran dar un paso más en la investigación. 

Miguel Russo, era un hombre de 61 años, ex profesor de gimnasia que se encontraba trabajando como sereno en el predio del camping del Club Paraná en la zona de costa de Ramallo.

El hallazgo de su cuerpo se produjo cerca del mediodía del miércoles 11 de mayo cuando el concesionario del predio, Walter Cortagerena llegó al lugar y se encontró con la espeluznante escena.

Russo, se hallaba muerto en el piso de un pasillo que comunica el salón comedor con los baños y el depósito de la cabaña principal del camping. Estaba boca abajo y solo llevaba una camiseta que le cubría el torso, tendido en medio de un enorme charco de sangre.

Cabe recordar que según pudieron determinar los peritos forenses, presentaba importantes golpes en la zona de su cabeza con un grave traumatismo de cráneo, lo que le habría provocado la muerte. El homicidio habría sido entre la medianoche del martes y las primeras horas de la madrugada 11 de mayo.

 

Compartir

Comentarios