Este miércoles la fiscalía que entiende en la causa del asesinato del profesor Miguel Russo, realizó nuevos allanamientos para intentar dar con él o los asesinos.

Los resultados de los mismos no arrojaron detenidos, al menos hasta las 22 horas de este miércoles. 

Información extraoficial a la que pudo acceder La Radio Ramallo daba cuenta que los allanamientos se realizaron en dos viviendas una del barrio federal  y otra cercana a la ruta provincial 1001. 

Con mucho hermetismo actuaron los diferentes grupos de policías que llevaron adelante las acciones que decidió la fiscalía.

De los operativos participó, el personal del GAD, de la Comisaria de la Mujer, de la patrulla rural y de las Comisarias Primera de la ciudad de Ramallo y Segunda de Villa Ramallo.  

Miguel Russo, era un hombre de 61 años, ex profesor de gimnasia que se encontraba trabajando como sereno en el predio del camping del Club Paraná en la zona de costa de Ramallo.

El hallazgo de su cuerpo se produjo cerca del mediodía del miércoles 11 de mayo cuando el concesionario del predio, Walter Cortagerena llegó al lugar y se encontró con la espeluznante escena.

Russo, se hallaba muerto en el piso de un pasillo que comunica el salón comedor con los baños y el depósito de la cabaña principal del camping. Estaba boca abajo y solo llevaba una camiseta que le cubría el torso, tendido en medio de un enorme charco de sangre.

Cabe recordar que según pudieron determinar los peritos forenses, presentaba importantes golpes en la zona de su cabeza con un grave traumatismo de cráneo, lo que le habría provocado la muerte. El homicidio habría sido entre la medianoche del martes 10 de mayo y las primeras horas de la madrugada 11 de mayo.

 

Compartir

Comentarios