La profesora Sandra Genoud relató la odisea de terror que le tocó vivir el último fin de semana. Visitó los estudios de la radio Ramallo junto a Romina Babaglio vecina de la ciudad de Ramallo.


“Todo tiene un límite es hora que alguien ponga blanco sobre negro. Todo tiene un límite –reiteró-- nosotros tenemos un complejo Las Moritas, que es un emprendimiento familiar. Vino una familia a un cumpleaños de quince, y tras la fiesta se van a descansar. Nosotros nos retiramos a las 8 y volvimos a las 9,20 de la mañana del domingo. Miró por la ventana y veo que la ventana de uno de los dúplex estaba totalmente abierta. Me preocupo y bajo me acerco. Mi casa y Las Moritas son lugares muy seguros. Las Moritas es un pequeño complejo de alojamiento de mi propiedad. Leo el diario y después me golpea el portón de ingreso el turista y me explica desesperado que por la ventana le habían entrado a robar. Salimos todos corriendo, estaban las huellas, las pisadas. A los turistas les robaron toda la documentación del auto, una billetera negra de cuero con dinero y otros objetos personales. De mi propiedad se llevaron un plasma. Lo peor de todo es que estuvieron viendo la gente que estaba durmiendo” explicó la profesora Sandra Genoud. 

“Luego los acompaño a la Comisaria y ahí comienza un derrotero de precariedades y desprolijidades. Soy una laburante que me conoce todo el mundo. Lo que hemos pasado con mi familia es indignante por parte de la bonaerense, del señor fiscal y del Secretario de Seguridad. Hacemos la denuncia y regreso a mi domicilio. Luego me facilitan el teléfono del Secretario de Seguridad, el señor Maciel, Juan Carlos Maciel, me atiende y me dice vamos a actuar, escuchaba hasta que él me dice que si tenía alguna queja de la policía de la provincia de Buenos Aires, que vaya y me quejé ante la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, que la bonaerense no era responsabilidad de él, ni tampoco del Intendente Mauro David Poletti. Quiero aclarar que esta es la tercera vez que me roban. Quiero que se pongan en mi piel y que piensen en las palabras del Secretario de Seguridad, yo no lo puedo creer. Alguien tiene que actuar en materia de seguridad en Ramallo. Creo que a ese señor alguien le paga el sueldo. Ese sueldo se lo pagamos los vecinos de Ramallo y si no está capacitado que se vaya. Por primera en vez en 57años tengo miedo y lo vengo a la Radio a decir. La radio está radio y los medios de comunicación forman une escudo por eso vengo a la radio. Porque esto es zona liberada. En calle Oliva sucede cualquier cosa” agregó. 

“La policía de la provincia de Buenos Aires cuando viene a mi casa me dicen que tienen un solo móvil para todo Ramallo y que estaba en Villa Ramallo porque había ocurrido un hecho sangriento y tuvieron que derivarlo a Villa Ramallo. Un solo móvil no se puede creer, para todo Ramallo. La policía me dice que estaba cansado de hacer papelerío, para que después entren por una puerta y salgan por otra” señaló. 
“Por la tarde empezaron a llegar a mi casa unas personas a decirme que ellos no habían robado, después me terminan por amedrentar los propios delincuentes. Fue terrible. Llegaron supuestos delincuentes a echarse la culpa unos a otros. Fue de terror. No lo podía creer. En un momento uno de los señores que se acerca me empieza a amedrentar. Diciéndome quién era para acusar a su hijo, yo no había acusado a nadie, esto es muy grave. Después se acercó un móvil de la policía con dos femeninos y un masculino y la policía me empieza a dice que yo llamaba mucho a la policía que ellos estaban actuando y después empezaron a gritarme en mi domicilio fue terrible. En un momento la oficial que me atiende me empieza a gritar, fue terrible. Yo les explique que la victima soy yo” manifestó. 

Romina Babaglio- Vecina de la ciudad de Ramallo
“Soy vecina de Sandra, estuve ayudándola con lo que podía. Pasa Manzanita por mi casa a venderme y después me empieza a amenazar a las tres de la tarde con una pala para que se la compre, sino me rompía el cuello. Mi marido estaba en el lugar. Yo aviso a la policía a la mañana y nunca pasó a las tres de la tarde daba ocupado. Entonces llamo al 101 sabia que la llamaba se derivaba a Villa Ramallo entonces me dicen va a ir a un móvil policial. A todo esto yo con el nene en brazos, mi marido con Manzanita fuera de sí, y después de un forcejeo mi marido con un vecino lo logran reducir, justo llega un vecino de casualidad. Cuando llega la policía una hora y cuarto después, le digo cincuenta veces te llame. Y yo había llamado a la nueve de la mañana a todo esto eran las cuatro de la tarde. Todo sucedió adentro de mi comercio” explicó Romina Babaglio. 

“Después me acusan de que lo agredí me tuvieron dos horas en la comisaria. Yo no puedo creer él nos agredió, yo estaba con mi nene de un año, fue terrible nos amenazaba de muerte a todos. Fue de terror. Si lo hubieran detenido a las nueve de la mañana esto no hubiera pasado pero la policía nunca llegó. Sandra llamaba explicando que había un auto que se estaba cargando las cosas afuera de las casa un Gol blanco y no iban. Entonces le digo a la policía, es verdad lo que dice la señora. No hacían nada. O sea que Manzanita me podría haber matado y la policía tardó una hora y media en llagar. Se entiende que hay zona liberada” concluyó.  

 

 

Compartir

Comentarios