Viernes 17 de Septiembre de 2021

Hoy es Viernes 17 de Septiembre de 2021 y son las 07:52 Somos Acero FM | La Radio de Ramallo | TENEMOS 36 AÑOS DE RADIO |

LOCALES

28 de julio de 2021

Lic. Silvia Duchi- CPA Ramallo “Fue muy importante recuperar el contacto con el paciente, antes era muy difícil porque no todos cuentan con Internet”

La Licenciada en Psicología, Silvia Duchi, coordinadora del CPA (Centro de Prevención de las Adicciones) de Ramallo dependiente de la Subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencia de Género del Ministerio de Salud de la provincia de BS As; habló sobre la situación local, la pandemia y la implementación de la Ley de Salud Mental.

Dejo conceptos muy claros de como vienen trabajando desde el Centro de prevención de Adicciones e informó las acciones que fueron llevando adelante en medio del aislamiento. El caso del cantante Chano Charpentier abrió un debate en la sociedad y ante lo que estaba pasando se realizó la consulta a nivel local para conocer el trabajo que vienen realizando desde hace muchos años en el partido de Ramallo, de manera silenciosa y efectiva frente a las múltiples situaciones que llegan para buscar una respuesta a sus vidas en el CPA. 
La Licenciada Duchi comenzó narrando como tuvieron que cambiar la modalidad de trabajo desde el inicio de la pandemia: “nosotros trabajamos de manera presencial todo el tiempo que pudimos. Cuando comenzó la pandemia suspendimos la atención en el consultorio durante tres meses un poco para prepararnos para lo que se venía frente al desconocimiento, a la incertidumbre, pero siempre preservando la atención de los pacientes, lo hicimos vía atención remota, siempre estando cerca de la familia”. 


Después relató: “Cuando vimos que esta situación deterioraba el estado del paciente y de la familia decidimos volver a la presencialidad, conseguimos los elementos de protección y también el cuidado del paciente frente al COVID19” y explicó “desde mediados de junio hasta la actualidad tenemos atención presencial, y fue muy importante recuperar el contacto con el paciente que antes era muy difícil porque no todos cuentan con Internet o bien con dispositivos para la virtualidad”. 
 

“Nuestro trabajo se realiza en todo el partido de Ramallo, según la fase en las que estuvimos durante dos semanas se suspendió la presencialidad de lo que eran emergencias y, pero siempre fuimos garantizando la atención. Nosotros lo sostenemos porque estamos en mejores condiciones de atención” contó la psicóloga. 
 

Capacitación
 

En otro tramo del diálogo informó sobre la capacitación que están realizando: “ahora estamos capacitando a tres grupos del Movimiento Evita frente al consumo de sustancias, también estamos trabajando con otra institución en lo comunitario con un programa provincial de adicción y niñez; y también llevamos adelante la articulación con educación que nunca dejamos de hacerlo. Con respecto a las situaciones de urgencia en el área de salud ante de la pandemia iniciamos una capacitación con las enfermeras del policlínico, con los médicos de guardia y el personal de guardia para los casos en lo que están implicados o apuntan a la ley de salud mental, está orientando a la ley de salud mental y el consumo problemático. La pandemia nos hace reformular todas estas intervenciones”. 
Luego detalló: “trabajamos con dos recursos nuevos en el CPA que nos permite realizar otras internaciones. Hay un gran trabajo de Alejandra Signo y Silvia Pisano que se realiza en el día a día, para dar respuestas a la problemática”. 

 

Caso Chano


Sobre el caso que planteo el debate en el país por la visibilidad del músico reflexionó: “la ley de salud mental es del año 2010 y a partir de este año, mejor dicho, desde el 2020 se empieza todo un proceso de transformación por parte de las instituciones que abordan la salud mental. Para muchos esa ley fue …después de un largo proceso, fue un broche de oro de lo estábamos esperando y plantea un nuevo paradigma o mirada sobre las personas con padecimientos mentales o como plantea la ley como riesgo cierto e inminente, antes hablábamos de la peligrosidad del paciente y ahora hablamos de riesgo cierto o inminente. Cuando pienso en la peligrosidad, siento que es peligrosos para los demás y como me cuido de los demás”. 


“La situación siempre responde a una situación de salud y de integridad de esa persona. Entonces en el caso de la internación, si el paciente no lo acepta se puede hacer una internación involuntaria, se pide a la justicia que lo haga. Esto es así porque la internación es una medida restrictiva del sujeto, entonces se pide a la justicia que intervengan para dar la internación involuntaria y el equipo le explica al juez y el juez es el que autoriza o da lugar a que se dé la internación. Hay casos que da lugar a que intervengan las fuerzas de seguridad, porque el paciente puede poner en riesgo la vida de las personas o de otras personas” explicó. 
 

“Las fuerzas de seguridad tienen un protocolo propio de como intervenir y como actuar. Esas pautas están reglamentadas en una resolución del año 2013 que fueron armadas por las fuerzas de seguridad previamente realizaron la consulta al Ministerio de Seguridad, al Sedronar y a los organismos de Derechos humanos” indicó. 
 

Consultas
 

En el plano local, no anduvo con vueltas y señaló que “han aumentado las consultas, no solamente por consumos problemáticos, sino que aumentaron por otras situaciones, estas son derivaciones de la pandemia, aparecen por la pandemia, fueron situaciones esperables por una situación inesperadas como es la pandemia. En otros casos, las personas abandonaron los tratamientos por diferentes circunstancias. Nosotros ante esto generamos un espacio de atención y pusimos un teléfono a disposición. Las personas se comunicaban por un WhatsApp y a partir de ahí se le daba la atención. Implementamos tres entrevistas telefónicas y después podían ser presenciales, en algunos casos se resolvía y en otros se derivaba a un tratamiento”. 


Además, puntualizó: “estos fueron dispositivos que se fueron armando en distintos puntos del territorio. La idea era que el aislamiento fuera sanitario y no social porque necesitamos estar cerca de las personas con problemas de salud mental. Lo que se plantea eso de no poder vernos, no quiere decir que no se pueda sostener el vínculo. Por eso articulamos con las escuelas, con diferentes instituciones de la comunidad. En ese sentido podemos hablar de cierto éxito en los tratamientos, los pacientes dejan de venir cuando se sienten mejor”. 
 

Finalmente dijo “nosotros estamos atendiendo diariamente entre siete y diez consultas, analizando cada situación y tomando nota de cada caso que no siempre deriva en un tratamiento”. 

 

COMPARTIR:

Comentarios