La tonelada de soja subió más de u$s64 desde el 7 de agosto y cerró este viernes en los u$s383,42, el valor más alto desde mayo de 2018. Sin embargo la falta de lluvias en la región preocupa y mucho a los productores agropecuarios de la zona.

Septiembre comenzó con lluvias promedio de hasta 40 milímetros que no alcanzaron a satisfacer la necesidad de agua, pero dejó un alivio para el trigo. Luego de esas precipitaciones, se mejoraron las condiciones del cultivo y de 1 millón de hectáreas en estado regular se pasó a 650 mil. 

Por su parte, el productor aprovechó esa lluvia para sembrar el maíz con una pequeña cama de humedad. “En la zona núcleo se sembraron 600 mil ha de maíz en solo 7 días y es un nuevo récord”, señalaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario

Sin embargo, la falta de agua sigue presente y volvió a complicar al trigo en zona núcleo. En este sentido, aumentó el número de hectáreas en condiciones regulares y hay 130 mil hectáreas en malas condiciones. 

Soja

Los contratos del grano para noviembre cerraron con un avance del 1,5% (u$s5,51 por tonelada), hasta los u$s383,42 por tonelada, el valor más alto desde mayo de 2018. De esta manera, acumularon un crecimiento del 4,6% en la última semana (u$s17) y del 20,1% (u$s64) desde el 7 de agosto, cuando comenzaron el camino ascendente.

Los fundamentos de la suba radicaron en nuevas compras de China a Estados Unidos. El Departamento de Agricultura del país norteamericano (USDA) confirmó ventas de soja a China en cada uno de los últimos 11 días hábiles. Este viernes se vendieron 132.000 toneladas.

 

Compartir

Comentarios