ARBA ya retomó la atención presencial en 90 distritos de la Provincia informó Gaspar Spiritoso, subdirector ejecutivo de Acciones Territoriales y Servicios de ARBA en dialogo con la Radio Ramallo.


"Comenzamos a normalizar la actividad en los centros de servicio que brindan atención presencial al contribuyente, siguiendo los protocolos sanitarios de prevención que establece la Provincia" explicó el funcionario provincial.

"A las 36 oficinas que reabrimos la semana pasada en distritos en fase 5, se suman ahora otras 54 en municipios que se encuentran en fase 4. De esta forma, seguimos adecuándonos a la nueva normalidad, retomando los servicios habituales con los cuidados que exige este momento"

retomaron la atención presencial las oficinas de Guaminí, Henderson, Junín, Las Flores, Lezama, Lobos, Magdalena, Mar Chiquita, Mar de Ajó, Mayor Buratovich, Mercedes, Moquehuá, Olavarría, Otamendi, Pergamino, Pila, Pinamar, Punta Alta, Ramallo, Roque Pérez, Saladillo, Salto, San Antonio de Areco, San Cayetano, San Miguel del Monte, San Nicolás, Santa Clara del Mar, Tornquist, Vedia y Villalonga

Los centros de servicio atienden por turnos, que los contribuyentes deben solicitar previamente en arba.gob.ar o por mensaje de WhatsApp. Para conocer a qué número comunicarse en cada distrito, hay que ingresar a las opciones de contacto dentro de la web de la Agencia de Recaudación, donde se detallan teléfonos y direcciones de las oficinas.

En esta etapa, la atención se enfoca en aquellos trámites que requieren de manera inevitable la presencia del contribuyente, por lo que las gestiones más frecuentes, como consultas, asesoramiento, solicitud de boletas, estado de deuda, planes de pago, etc., continúan resolviéndose solamente por canales digitales: la web de ARBA, el chat, WhatsApp y las cuentas oficiales en Facebook, Twitter e Instagram.

Las oficinas de atención presencial se centran en trámites como la actualización y modificación de datos fiscales; la solicitud de ciertas exenciones; la denuncia impositiva de venta de automotores; las demandas de repetición de impuestos predeterminados, así como las de Ingresos Brutos superiores a $300 mil; los reclamos por valuaciones fiscales; y la adhesión a débito automático, entre otras gestiones que requieren la concurrencia del contribuyente.

Compartir

Comentarios