Franco Olego terminó su contrato con la Serena de Chile, club con el que logró el ascenso a primera división, y volvió a Villa Ramallo. Olego es uno de los muy buenos jugadores que ha dado Ramallo al profesionalismo y que pudo realizar una buena carrera. Mientras espera club entrena con un grupo de jugadores en igual situación.

Franco Olego:

.-“Esta última etapa de mi carrera fue anormal, primero agarré el estallido social en Chile, por eso tuvimos que ir a jugarla finales en medio de las fiestas, después el Covid, todo bastante complicado. Pero en lo deportivo salió bien porque logramos el objetivo que buscábamos, que era ascender –Ascendió a primera división con La Serena-. Ascendimos y a la semana estábamos jugando en primera división, no alcanzamos a festejar el ascenso, jugamos siete fechas y se suspendió el torneo por la Pandemia, así que casi no jugamos en primera”.

.-“En La Serena se me terminó el contrato en junio, no llegamos a un acuerdo para renovar, justo salía un vuelo para repatriados así que hice todo el papeleo para volver a la argentina”.  

.-“No soy el único jugador que en algún momento tuvo que estar solo, pero cuando te pasa te das cuenta el esfuerzo que muchas veces hay que hacer. Estuve cuatro meses y medio sin poder ver a mi señora y mis hijos, ellos acá, yo allá, y en el medio todo esto, los extrañe un montón, por suerte pude encontrar ese vuelo de repatriados y volver, porque tampoco sabía si podía volver, tengo amigos que quieren volverse y no pueden”.

.-“En el fútbol nunca se sabe que va a pasar, en su momento vine con la idea de quedarme, pero después  de esa temporada que tuve acá –goleador del Federal A con Defensores- tuve propuestas muy lindas, entre ellas la de Chile. Así que ahora voy a esperar para ver que voy hacer, tengo algunas propuestas, pero todavía no resolví nada”.

.-“A veces voy a la agencia a tomar mates –Agencia de autos de su tío Jorge Boffi-  El “Tío” fue muy importante en mi carrera, porque cuando volví a Defensores y me llama “Cacho” Sciale para ir a Talleres yo no quería ir, y fue el “Tío” –Así le dicen a su tío Jorge Boffi- el que me insistió para que fuera, así que siempre le voy a estar agradecido por mi vuelta al fútbol profesional, nunca me voy a olvidar que volví gracias a él. Tres veces le dije a Sciale que no ese año, “Cacho” me decía, vos sabes de donde te estoy llamando, de Talleres, y yo le decía si pero yo estoy bien acá, tengo mi trabajo, juego en Defensores. La tercera vez que corte, el “Tío” me dijo, anda no sabes lo que es Talleres. Él es hincha de Independiente y recordaba esa gran final –Independiente  igualó con Talleres 2 a 2 jugando con tres jugadores menos y se consagró campeón del Nacional del 77- ahí recién empecé a caer de lo que se trataba, encima me fue bien, ascendimos, entonces me di cuenta que podía vivir de lo que me gustaba, que era el fútbol, y ya tenía 24, 25 años. Es complicado tener una oportunidad a esa edad, por eso por ahí cuando me llaman o hablo con los más chicos, les cuento esa pequeña historia mía, porque a mí el tren me pasó dos veces y me subí, se puede, siempre hay oportunidades”.

.-“En la medida que se pueda hacer actividades físicas hay que mantenerlas, porque nuestra herramienta de trabajo es el cuerpo y si te quedas mucho cuando volves a los entrenamientos cuesta. En Chile nos pasó que entrenamos dos meses por zoom y cuando volvimos nos costó un montón, así que nos estamos moviendo cuando se puede con los chicos -Cartechini, Torrent, Luna, Henry-para que no nos cueste tanto la vuelta”.

.-“Ramallo siempre ha sacado buenos jugadores, a veces en los planteles que estoy me dicen, pero en ese pueblo siempre sacan jugadores, llama la atención porque somos una ciudad chica y siempre sacamos buenos jugadores”.

.-“Me pongo muy contento cuando veo chicos de acá que están progresando en el fútbol, quiero que sigan saliendo, eso me pone contento, que crezcan, que puedan vivir de los que les gusta. Con “Fede” Castro nos cruzamos en Chile, somos de Ramallo, hablamos porque  a los dos nos gusta pescar, intercambiamos camisetas, son las cosas lindas que te da el fútbol”.      

Compartir

Comentarios