Virginia Puchet, visitadora médica, vecina de Villa Ramallo relató la decisión familiar de auto aislarse luego de que uno de los amigos de su hijo diera positivo de COVID-19.

“Estamos bien, en Ramallo estamos en fase 5, la gente se empezó a juntar y los grandes también, mi nene estuvo con este nene que dio positivo, él estuvo el día lunes y el día martes con mi hijo. Yo estuve trabajando con mucha precaución con mucho cuidado, arranque hace 20 días, solo trabajamos dos horas por día para dejar material promocional" comenzó relatando Virginia Puchet.

"El miércoles de la semana pasada cuando el nene se fue de mi casa todo era normal, después ese miércoles a la noche me enteró que esta familia se había hisopado. Les aviso a mi suegro y a las personas con las que había estado. No quise alarmar a nadie. El sábado me puse en contacto con personal de salud. Y nos aislamos los tres. El sábado cuando conocimos que fueron positivo, ya nos habíamos aislados" contó.

"Nosotros no tomamos contacto con nadie. Evitamos todos los contactos y estamos cumpliendo con la cuarentena. Nosotros estamos bien y la otra familia también están bien, están bien, cumpliendo con el aislamiento correspondiente. Nos tenemos que cuidar entre todos" reflexionó.

"No hay que echarle la culpa a nadie porque mucha gente sale de Ramallo por trabajo y no quiere traer el virus a su casa o a Ramallo le pido a la gente que tengamos empatía entre todos" pidió.

"Yo acompaño mucho a la familia porque ellos no son de acá y hay que ayudarse entre todos" indicó.

"Durante gran parte de la pandemia trabajaba desde mi casa. Puedo trabajar dos horas por día, para trabajar se toman todas las medidas de precaución" relató.

"Nosotros arrancamos el aislamiento el 22 de julio y no tenemos ningún síntoma, estamos muy bien" concluyó.  

Compartir

Comentarios