Este 26 de junio cumple 129 años la Unión Cívica Radical, la Radio Ramallo entrevistó al presidente de la Juventud Radical Ramallo, Nazareno Almaraz.

¿Cuál es el presente de la Unión Cívica Radical en este tiempo?

La UCR atraviesa un proceso de transformación en base a lo ocurrido en las últimas dos décadas. El 2001 fue un punto de inflexión no solo para nuestro partido sino también para todo el sistema tradicional de la política, a partir de ese momento todos los partidos en mayor o menor medida tuvieron que adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad.

Se podría decir que nuestro presente es más que positivo, considerando que somos el partido más longevo vigente en Latinoamérica con casi 130, no hay pueblo en el país que no tenga un comité o un boina blanca representando nuestros ideales desde los Concejos Deliberantes, Intendencias y hasta en diversas gobernaciones.

¿Cómo está el radicalismo de Ramallo?

 Al igual que nuestros correligionarios en Nación y en la Provincia, nuestro distrito se encuentra desde hace unos años en un proceso de crecimiento constante y esto es gracias al compromiso de todos los militantes radicales de Ramallo que no han tirado la toalla incluso en los peores momentos. Perder el oficialismo luego de 16 años fue un golpe duro para el partido pero esto no fue condicionante para que nuestros comités se siguieran nutriendo de hombres y mujeres que se suman a la causa para generar una propuesta seria de gobierno para nuestro municipio.

El mayor desafío que tenemos por delante es el de seguir con este crecimiento, de nada sirven las estructuras de los comité que antes te mencionaba si éstas están vacías. Si queremos realizar las transformaciones que tenemos en mente necesitamos de una formación política específica; debate y contraposición de ideas; plantear y planificar proyectos que puedan efectivizarse; entre otras. Todo esto se va a lograr manteniendo el compromiso que hoy uno puede ver en el radicalismo local, la clave está en no caer en las nimiedades internas que ocasionalmente surgen.

¿Qué hechos rescata dentro de la historia de la UCR que lo marcaron para abrazar las ideas del partido?

Uno puede recorrer la historia de este partido y encontrar en cada evento histórico un aporte necesario por parte del radicalismo. Lo caracteriza levantar las banderas de la igualdad, la libertad, la República y el cuidado de las instituciones, es muy difícil que quienes estén de acuerdo con esos preceptos no se sientan identificados con la Unión Cívica Radical. Desde 1891 pudimos ver a hombres y mujeres que levantaron esas banderas en tres siglos diferentes con todo lo que conlleva eso en la historia argentina.

Desde la oposición al régimen falaz y descreído de la Generación del ´80, pasando por el Yrigoyenismo con la Reforma Univesitaria; Frondizi con el planteo de un Estado Desarrollista; Illia, como símbolo de la austeridad de la función pública; y, el mismo Raúl Alfonsín, encabezando un proceso de recuperación democrática sin precedentes en el mundo que juzgó y encarceló a los principales responsables del Proceso de Reorganización Nacional ¿Cómo no levantar esas banderas? En los últimos años toda la clase política ha reivindicado a los líderes que te nombro, no por nada es así, a lo largo de la historia se demostró que el radicalismo fue protagonista en las grandes transformaciones de nuestra Nación.

¿Cómo presidente de la Juventud como ve este tiempo de la política?

Lo veo como un nuevo punto de inflexión, creo que la pandemia nos ha traído como principal consecuencia replantear una serie de cosas que hasta el momento parecías obvias. La sociedad ha llegado a un nuevo agotamiento de la clase política que dirige los Estados y es necesario que los funcionarios públicos estén al servicio de la población, para eso es necesario estar cerca de los vecinos, escucharlos, darles una mayor participación y por sobre todas las cosas, serles honestos.

Necesitamos partidos políticos que generen interés en la comunidad y no un rechazo. Las situaciones que hemos vivido los últimos cien días demuestra lo importante que debe ser las elecciones de nuestros representantes en el ejecutivo y lo legislativo, la clase política tiene que estar a la altura de las circunstancias para resolver las situaciones que se presentan y resolver de la manera más benéfica para toda la población, hoy la cosa parece invertida. La sociedad no se ve representada, ve un Estado obsoleto y cae en la trillada frase “son todos lo mismo”. El desinterés de la gente por los actos eleccionarios y de gobierno es alarmante y precisa un cambio inminente.

¿Qué lo acerca y que lo aleja desde su mirada a los jóvenes a la política?

Los acercan las nuevas causas que los representa, hoy tenemos jóvenes con una amplia agenda de activismo que va desde la preocupación por nuestro ambiente, la lucha por el reconocimiento de nuevos derechos, el respeto por la diversidad sexual y étnica; la igualdad de los géneros; los cambios tecnológicos en las relaciones laborales; entre otros. Los jóvenes entendemos que para que estas cosas se efectivicen tiene que ser tratadas en los órganos de gobierno, eso los motiva a participar y acceder a dichos lugares  para poder realizar las transformaciones necesarias.

Los aleja el ambiente político antiguo, esos círculos cerrados llenos de roscas, internas y segmentación. Las nuevas generaciones entienden que la política se hace de una manera más amplia, constructiva y participativa de todos los sectores, ahí es donde surgen los choques y normalmente termina alejándolos bajo la misma frase de “son todos lo mismo”, vuelvo a repetirte, la necesidad de una clase política más cercana.

¿En lo personal quien fue o quienes los dirigentes locales que lo marcaron para sumar a la UCR?

Mi identidad radical viene por herencia materna, desde chico pude escuchar como mi vieja me contaba las historias del abuelo boina blanca. En el plano de dirigentes, me marcó mucho la muerte de Alfonsín y ahí comenzó a aumentar mi interés, en lo local no fue una persona en particular sino un grupo de hombres y mujeres que aún en los momentos más duros del radicalismo mantuvieron vigente nuestras banderas y se preocuparon por levantar al partido. Hace unos años el camino más cómodo no era compatible con ser radical, algunos no lo quisieron afrontar y eligieron irse. A mí me marcaron quienes se quedaron trabajando y construyendo desde adentro.

¿Integrar una coalición política en este presente que representa?

Las coaliciones son la nueva forma de construir política, más de una vez me han dicho “volvamos con la Lista 3”, hoy es difícil pensar un escenario electoral en el que los partidos se presenten solos y no generen uniones con otros partidos. Algunos lo ven como algo malo, pero lo malo no es formar espacios políticos de coalición, lo malo es aliarse por el simple hecho de oponerse a algo y después llegar sin un rumbo claro para construir.

A veces es más la unidad por oponerse al de en frente que la agenda en común. Las coaliciones para que funcionen deben tener las cosas claras y conformarse de manera equilibradas, por supuesto que va a haber diferencias porque de no ser así estaríamos frente a una fusión. Ahora es el momento de barajar y dar de nuevo, sentar objetivos en común y construir en conjunto para hacerlo posible.

¿Cuál fue la acción más importante en lo personal que realizaron desde la Juventud y que en lo personal sintió que la política transforma?

Para adentro, creo que la acción más importante es que logramos generar un grupo humano que pone sobre la mesa las problemáticas y resuelve entre todos los miembros, lograr la horizontalidad en política no es moneda corriente pero es fundamental para una construcción a largo plazo. Para afuera, estamos muy lejos de decir que la Juventud Radical ha transformado de alguna manera la realidad, pero sin dudas hemos estado al lado de la gente que ha necesitado de nuestra ayuda y contención. Nuestra agenda se nutre de actividades sociales y culturales que si bien no realizan transformaciones, ayudan a la comunidad a sobrellevar situaciones que se presentan en el día a día.

¿Yrigoyen, Alem, Alvear, Alfonsín, Moisés Lebensohn quien representa la esencia de la UCR o bien que nombre destacaría?

La esencia de la UCR se representa por todos los que vos nombrás y muchos otros como por ejemplo Arturo Illia, Elvira Rawson, Florentina Gómez Miranda, Ricardo Balbín, por nombrar a algunos. Son muchos hombres y mujeres que han representado y que representan la esencia radical, justamente el radicalismo se basa en no ser un partido de gobierno que sigue a un líder único y supremo, ese es el factor más importante para que hayamos perdurado 129 años hasta la actualidad.

¿Nazareno Almaraz sueña con ser…?

Sueño con ser parte del movimiento que transforme la clase política, el pasado 10 de Diciembre en nuestra Provincia y en otros lugares de la Argentina, muchos jóvenes juraron cargos públicos bajo la siguiente frase “Por quienes entendemos la política como herramienta de transformación…”, ese debe ser nuestro eje principal para lograr nuestras metas. La clave está en no basarse en intereses individuales sino en la mejora del colectivo social. No todo pasa por quién ocupa un cargo o quién sale en la foto, la política tiene que ser el medio para lograr las transformaciones que buscan mejorar la realidad.

¿Qué mensaje le gustaría decirles a los afiliados del partido y a aquellos que se han alejado de la política?

A todos los afiliados que hoy participan, no tengo más que agradecerles por siempre estar presentes y dar una mano cuando la juventud lo necesita, no tengo nada para reprocharles porque siempre han acompañado de la manera en que pudieron, ya sea presencialmente o en estos tiempos, de manera virtual. A quienes se han alejado los invito a volver, más allá de que piensen o no como nosotros, hoy este partido no se caracteriza por dejar afuera a nadie. El disenso es la base fundamental de la Democracia, la construcción de un radicalismo plural la vamos a lograr dentro de los comité entre las diversas líneas de pensamiento, desde afuera será imposible volver a lo que alguna vez fuimos.

Compartir

Comentarios