La titular del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, Marta Oliveros señaló que “la decisión de modificar el mínimo no imponible sobre ganancias era una decisión esperada por todos, era una decisión política y un reclamo gremial que llega para dar respuestas, hay que pensar que también alcanza a las asignaciones familiares”.
Después detalló que “más de los mitad de los empleados municipales, incluyendo horas extras y aquellos que cobran más de 5 mil pesos fueron alcanzados por el impuesto a las ganancias. Yo estoy muy contenta por esta decisión que ha tomado el gobierno, puede ser una decisión electoralista pero es una decisión que le llega a la gente”.
Luego fijó posición: “yo sigo creyendo que aquellos que ganan más de 15 mil pesos tampoco deberían estar alcanzados por el impuesto a las ganancias. Hoy un empleado que gana 6 mil pesos más 30 años de antigüedad, con horas extras llega a ese dinero, no es justo, es un trabajador con antigüedad y esfuerzo que se merece tener un buen salario, hay obreros del corralón y enfermeras del Gomendio que estaban alcanzados”.
Sobre el cierre del contacto telefónico remarcó “esta decisión es dinero que queda para los trabajadores y en nuestro caso queda para los trabajadores de Ramallo, y que se gasta en el comercio de Ramallo. La Municipalidad de Ramallo paga 6 millones de pesos de sueldos, 4,5 millones en salarios y 1,5 millones en horas extras y hoy cuenta con 850 trabajadores. Son 6 millones de pesos que se gastan en Ramallo o en las localidades”.

Compartir

Comentarios