Con la pandemia y la situación que arrastraba el país la economía no dejó de tener la centralidad de la escena. En los últimos meses hubo cambios. Muchos impactaron en el día a día de los vecinos de Ramallo.

En la última semana este medio realizó un relevamiento con comerciantes de Villa Ramallo consultando como estaban atravesando este complejo momento. 
La realidad muestra un escenario bien asimétrico, por un lado locales comerciales que se fueron desalquilando, que quedaron vacíos y por otro, movimientos importantes como compras de lotes o bien ventas de autos en un rango que va desde los 500 mil pesos a los 800 mil. 

Un martillero local informó que él había podido vender un par de lotes, cuando realmente pensaba que no iba a haber movimiento económico. 

"Mucha gente tenía un plazo fijo y fue a lo seguro, lotes o ladrillos" dijo, el mismo martillero explicó que "hay gente que ve hoy en la construcción una posibilidad hacia el futuro". 

En tanto, los corralones de la zona han tenido una mejora importante en la venta de materiales, aunque todavía el movimiento en la construcción dista mucho de ser el ideal. 

Autos y Camionetas


 "Venimos bien pero esto es como la pandemia, día a día" señaló un vendedor de autos local que confió en que "en los próximos meses si se acomoda la deuda va a darse un movimiento importante de la economía en la región", cuando se lo consultó sobre el porque del optimismo remarcó "este gobierno va a dar plata a bajo costo pero para que se invierta en el país, se terminó la bicicleta financiera". 

Lejos de ser un adherente a la fuerza nacional gobernante después indicó "creo que en Ramallo van a surgir oportunidades". 

Lo concreto es que mientras en la semana que pasó se triplicaron la entrega de bolsones alimentarios desde el inicio de la pandemia: pasaron de 1300 a 3500, un dato más que sensible desde el punto de vista de las necesidades básicas insatisfechas hay otro grupo de la economía que avizora un mejor segundo semestre y apunta a proyecto inmobiliarios o bien la compra de unidades para trabajo. 

Hoy Ramallo, tiene contrastes por un lado la situación del hotel Howard Johnson que cierra sus puertas quedando 20 trabajadores sin empleo y por otro Biocorba SA que empieza a exportar glicerina y suma 20 empleos desde el parque Comirsa. 

Todo lo que pasa es parte de la película que recién tiene sus primeras escenas del rodaje y que mostrara a la región como sale parada de la pandemia. 

Compartir

Comentarios