Muestras de afectos, palabras cálidas en medio de la partida, cariño y recuerdos son los que compartimos en esta tríada de publicaciones que realizamos desde la Radio Ramallo por pedido de la familia de Jorge Salazar. Compartimos los mensajes enviados por amigos y familiares a Rosaura Salazar.

Recordando a un amigo(Jorge Salazar).

“La vida es un hermoso viaje… hay una estación donde iniciamos el recorrido y otra donde lo finalizamos. No es ni largo ni corto, simplemente,es un hermoso viaje para compartir, convivir y disfrutar.”

Días atrás, cuando recibimos la noticia del fallecimiento de Jorge, afloraron de nuestro interior sentimientos de congoja, dolor y mucha tristeza.

Un muy buen amigo, excelente vecino y mejor persona.

Realmente “un tipazo”, “un idealista respetado y muy querido”

Siempre andaba con buena onda y una sonrisa a flor de labios.

Cada vez que nos encontrábamos, a lo lejos veíamos venirsu abrazo en el aire.

Una persona espontánea, que no escondía nada.

Bien podemos decir, que era un tipo transgresor y bien intencionado,con espíritu lúcido, alegre y jovial.

En época de nuestra juventud; en los lugares bailables y de esparcimiento, nunca pasaba desapercibido, con esa figura esbelta y elegante su presencia era notable.

Siempre rodeado de amigas y amigos, con un atractivo natural para conducir o  liderar el grupo. Era un referente.

Quienes tuvimos una cercana relación con él, conocimos a un amigo transparente, sincero, noble y tallado en buena madera.

Con su agradable manera de ser y relacionarse con los demás, nos dejó su sello y su impronta: “un querendón que se dejaba querer”.

Sin lugar a dudas, Jorge nos ha dejado un ejemplo de vida y por qué no, un espejo donde mirarnos todos los días.

El tren de la vida, se detuvo en la estación donde debía finalizar su viaje; una estación que solamente él conocía.         

Fue un día de otoño y en cuarentena, lo que hizo que, no pudiéramosverlo en el andén para despedirlo.

En todos los vagones dejó muy lindos recuerdos.

Los recuerdos son dadores de vida…

Siempre lo recordaremos… le seguiremos dando vida.

“Quienes viven en el recuerdo, no mueren jamás”.

Gracias por haber sido como fuiste, por tu afecto, por tu cariño y por la alegre amistad que nos regalaste.

¡Hasta siempre, querido y admirado amigo!

 

Tus amigos de generación y años felices.

 

Querida Rosaura;
A continuación, te paso una lista con los nombres de los amigos de Jorge que, estuvieron de acuerdo con las 2 notas que te hicimos llegar.

Oscar Fontana, Roberto Covini, Pinocho Gaeto, Jorge Tellería, Rubén Gaeto, Milache Gaeto, Pancho Fradera, Enrique Klein, Juancho Briata, Eduardo Colacelli, Carlitos Gil, Balito Romá, Carlitos Vega, Chino Galardi, Carlos Mario Zabala, Rubén Gorostiza, Timoteo Abella, Roberto Méndez,  Joaquín Gorostiza (x Cachete), Oscar Otero, Edagardo Gigliani, Oscar Oviedo, Cacho Anziano, Aldo Panateri, Horacio Aroza, Cacho Nadal, Alejandro Ballester, Manolo Agotegaray, Coqui Gaitán, Miguel Giardini, Alfredito Secchi, Menota Meneghini, Titín Bartomioli, Lito Cariboni, Guille Carignani, Rauli Romano, Tuqueta Tesone, Felix Velázquez, Pato Agotegaray, Carlos Mariuzzi, Memo Agotegaray, Hugo Rodríguez, Juan A. Raffaele, Felipe López, Tito Nadal, Diente Rodríguez, Santiago Fleitas, Manchita Ciarla Tosi Meneghini.
Seguramente otros se sumarán al recuerdo de nuestro querido amigo.
Besos para toda la familia.

 

 

 

Jorge, Mi hermano mayor!!

Difícil escribir con las lágrimas  empañando las letras! Solo momentos únicos, imborrables, que lo definían como el hombre que ya se proyectaba! Amante de su pueblo, Ramallo fue su lugar en el mundo. Año 66, cuando partíamos de viaje en la estanciera la trompa le llegaba al piso. Él nunca quería ir; lo queríamos convencer lo lindo del paisaje en la montaña y Jorge decía...pero a mí me gusta el llano! Me gusta ver qué hay del otro lado! Y al volver...ahhh la sonrisa de oreja a oreja todo el camino y al entrar a Ramallo decía... ¡¡Esto es lindo!!! Qué vas a comparar el río Paraná con nada en el mundo!!

Una tarde de verano apareció con un longplay de los Wawanco y otro de Leo Dan. Los puso en el winco y me dijo…..esto se baila así!! Yo 13 y el 17 me iba a llevar al primer cumpleaños de 15 que me dejarían  ir después de tantos ruegos¡!

¡Ay amor… divino ¡! Pronto tienes que volver……Como te extraño mi amor porque será!       ¡ Una casita blanca, una luna de plata…..!!!

Me quedo con esa tarde que me enseño a bailar en el living de casa…  para siempre!!

Compartir

Comentarios