El Decano la Universidad de Rosario, Franco Bartolacci, y desarrolladores locales anunciaron que comenzaran a fabricar respiradores artificiales para ser utilizados por pandemia del coronavirus.

La idea surgió esta semana, mientras escalaba la pandemia por el coronavirus​ y la crisis sanitaria desbordaba a los profesionales de Italia y de España. Una empresa compuesta por estudiantes y profesionales graduados en la Universidad Pública de Rosario (UNR), y la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de esta ciudad, comenzaron a trabajar en forma paralela y en alianza prototipos para la fabricación de respiradores artificiales de bajo costo, un elemento clave para el tratamiento de los pacientes más afectados por el Covid-19.

La Universidad de Rosario recibió los proyectos y quedó al frente de la producción: realizó una inversión inicial de dos millones de pesos y gestionó ante autoridades locales y nacionales los permisos necesarios y posibles nuevos aportes para el avance de la iniciativa.

El aparato está ideado únicamente para tratar los efectos que provoca el coronavirus. No puede utilizarse para otras afecciones respiratorias. Los profesionales sanitarios creen que se convertirá en un aporte clave para trabajar en la coyuntura actual.

Se trata de un equipo de más de 20 investigadores que forman parte de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Unviersidad, en alianza con la empresa Inventu.

Iventu, una empresa compuesta por 12 estudiantes y egresados de la universidad pública local, trabaja desde hace ocho años en proyectos de ingeniería mecánica, electrónica y eléctrica, desarrollos para ciudades inteligentes y sustentables, con ideas que incluyen desde la industria alimenticia hasta la ferroviaria.

En algunos países están fabricando respiradores con impresores 3D.

Fuente UNR y Clarín

 

Compartir

Comentarios