Nicolás Pontoriero, rugbier y entrenador del deporte en Ramallo habló con este medio sobre el deporte y del rugby en particular. Nicolás desde hace un tiempo enseña Rugby en Ramallo.

“El rugby es un deporte de gente sana donde siempre hay inadaptados como hay en el futbol y otros deportes” comenzó diciendo Pontoriero. Luego agregó que “desgraciadamente estos pibes…da vergüenza ajena esto. El rugby se juega en equipo, hay un tercer tiempo donde todos nos juntamos y comemos juntos, entonces que suceda lo que sucedió pasa por la educación que viene de la familia y que se va adquiriendo en diferentes lugares”.

Pontoriero luego indicó sobre el criminal hecho que terminó con la vida de Fernando Báez Sosa: “estos pibes no merecen ser rugbiers, si no entendieron el compromiso, la actitud y compañerismo…uno puede jugar un poco más fuerte o un poco menos fuerte pero salimos de la cancha y somos todos compañeros, somos todos amigos”.

Al ser consultado sobre las situaciones que se han dado más allá del caso del homicidio de Villa Gesell expresó que “muchas veces los entrenadores tienen mucho que ver, yo cuando entreno rugby entreno gente para que el día de mañana sea gente de bien, gente que se si cae se levante, pero no gente que sale de joda de noche y cree que todo es válido, no, no, nosotros tenemos una responsabilidad y tenemos que ser contenedores y las peleas no tienen que existir. Estos pibes no se qué carajo se piensan que son. Creo que no pasa por el rugby”.

Pontoriero que formó el equipo de Rugby Ramallo en un predio en ruta 51 señaló que “al rugby siempre  se lo culpo que siempre se jugó fuerte dentro de la cancha pero fuera de la cancha somos caballeros. Hoy se necesita a entrenadores más educados, eso lo está haciendo la UAR (Unión Argentina de Rugby) desde hace dos años, los viejos del rugby como yo es lo que hacemos, yo inculco el respeto adentro y fuera de la cancha. Los valores del rugby son otros”.

Malos entrenadores

“Hay entrenadores que no tienen ni idea de lo que hacen. El entrenador es responsable, yo sé todas las trampas del rugby y un entrenador no puede enseñar eso. El entrenador debe enseñar respeto dentro y fuera de la cancha. El jugador de rugby sabe que no tiene que discutir o pelear como el karateca o el judoca” reflexionó.

Por último expresó “el rugby es una conducta de vida, el rugby me enseñó cuando estaba caído a levantarme y seguir adelante. Yo tengo que respetar al otro. Hay valores que son similares en todos los deportes. El crecimiento del rugby ha sido muy importante en todos estos años. Yo tengo que enseñarle al chico el respeto, y sabe lo que tiene que hacer. No digo que tienen que estar miedosos ni nada de eso, lo primero es que tienen que ser respetuosos”.

Compartir

Comentarios