La petrolera de mayoría estatal había dispuesto un incremento del 5% a partir de mañana, que queda temporalmente sin efecto.

Alberto Fernández usó una expresión en latín para frenar el aumento de combustibles. “Sine díe”, le dijo en su llamado telefónico al presidente de YPF, su amigo Guillermo Nielsen, para dejar sin efecto la suba del 5% “por tiempo indeterminado”, según la traducción del término que utilizó varias veces en la tarde de hoy.

 

Compartir

Comentarios