Eficaz fue la campaña realizada para el cumplimiento de la Ordenanza Municipal que prohíbe el uso de pirotecnia con estruendo en la nochebuena. Este año hubo un gran trabajo de diferentes actores de la comunidad a través de audiovisuales que se replicaron en las redes sociales que lograron concientizar al conjunto.

La Ordenanza que se aprobó por unanimidad en el 2016, fue un proyecto de la concejal Patricia Gómez, que prohíbe la venta y comercialización de pirotecnia en el partido de Ramallo.

La iniciativa de la doctora Gómez venía acompañada de 2000 firmas y con el apoyo de TEA Ramallo Azul, ONG Animales Ramallo y UPVA. 

La noche del 24 para todo el grupo de pirotecnia cero ha sido un gran paso hacia adelante desde la concientización y respeto al otro. 

Compartir

Comentarios