Alejandro “Topo” Rodríguez, electo diputado nacional por Consenso Federal dialogó con la Radio Ramallo sobre lo que dejaron los comicios del último domingo. El escaso seis por ciento que cosechó en las elecciones el espacio de Roberto Lavagna, dio cuenta de un escenario decididamente hiperpolarizado y no cumplió con las expectativas previstas por el propio candidato. No obstante, fue suficiente Alejandro “Topo” Rodríguez obtuviera una plaza como diputado por la provincia de Buenos Aires.

“Como dijo Lavagna, nuestro resultado estuvo por debajo de nuestras expectativas. Esperábamos poder estar, al menos, en un nivel de votos similar al que obtuvimos en las PASO”, manifestó Rodríguez.

El propio Rodríguez señaló que “la polarización se consolidó” y que el resultado “es muy particular y llama a la necesidad de diálogo de cara al futuro”.

Diálogo para construir

El tandilense remarcó que el contexto es muy particular ya que Juntos por el Cambio obtuvo más votos de lo que se esperaba y el Frente de Todos no tiene mayorías parlamentarias o las mayorías en el Congreso, como algunos esperaban.

“Por lo tanto, acá hay una palabra que se impone después de la elección, que es diálogo”, afirmó y evaluó que la Argentina no puede seguir en un camino en el que el diálogo no sea el vehículo para la construcción de soluciones de cara a lo que se viene, porque además el escenario económico social es delicado.

Agregó que “se requiere a partir de ahora un borrón y cuenta nueva para enterrar las broncas y tener una visión constructiva en un momento delicado”, que no va a permitir sentarse a pensar cómo van a ser las cosas el 10 de diciembre sino que ahora hay que ponerse a pensar cómo será esta transición “tan inédita en la historia política argentina”.

“Va a requerir de quienes somos fuerzas minoritarias estar atentos para ver en qué se puede ayudar en términos constructivos. Porque colaborar muchas veces es criticar para proponer algo mejor o acompañar lo que uno considera positivo para la Argentina. En cualquiera de las circunstancias, siempre vamos a tener una actitud constructiva desde el Congreso de la Nación”, explicó.

 “La polarización puede servir como campaña electoral, pero no como sustento social para ejercer el gobierno. Entonces hay que pasar de la confrontación a la amistad social; hay que pasar a la fase de construcción de consensos, de acuerdos, de propuestas, en los cuatro o cinco temas que hoy son más urgentes: inflación, empleo, producción, manejo de droga y temas que tienen que ver con las necesidades sociales y educativas”, añadió.

Concluyó en que quizá es más una expresión de deseo que un análisis racional lo que expuso, pero insistió en que “se puede lograr”, y para ello estarán atentos y dispuestos desde el lugar que les ha tocado.

Compartir

Comentarios