Este domingo al mediodía, los Ruteros del Alma llegaron a Villa Ramallo. Lo hicieron a bordo de cientos de ruidosas motocicletas con las que recorren la provincia. Estuvieron en la esquina de Iribas y Avda. San Martín donde junto a la familia de Juan Pedro Dysiewicz rindieron un emotivo homenaje.

 

Allí se hizo un minuto de silencio en memoria del nene de 10 años que hace un año murió en un accidente de tránsito. Lágrimas, abrazos, profunda emoción y un fuerte mensaje sobre el uso del casco fueron la constante del encuentro.   Un poco más tarde de lo previsto, cerca de las 13:00hs. de este domingo ingresaron a Villa Ramallo, los “Ruteros del Alma”, un grupo de enamorados de las motocicletas que se reúnen para compartir el camino rumbo a distintas ciudades de la provincia.   “Los Ruteros” viajaron hasta acá para pasar el día en un complejo de la costa de Ramallo. Allí tenían previsto entregar donaciones a un comedor de la ciudad. Pero antes hicieron una parada en Villa Ramallo donde recordaron a “Juan Pe”.   El niño tenía 10 años y murió el pasado 28 de agosto de 2018. Dos días antes había sido atropellado por una camioneta mientras viajaba como acompañante en una moto que era conducida por su papá. Desde ese momento, Antonela, la mamá del nene, comenzó una campaña permanente para concientizar sobre el uso del casco a la hora de viajar en moto.   “Gracias, estamos muy agradecidos y no creemos en las casualidades, nosotros hacemos campañas de concientización sobre el uso del casco y de la indumentaria necesaria para conducir motocicletas cada vez que visitamos un pueblo. Quedamos conmovidos por la historia de esta mamá que perdió a su chiquito y queremos que eso no pase más, por eso le pedimos a todos que usen casco” dijo Facundo Pank, Presidente de Ruteros del Alma minutos después de bajar de su moto y luego de saludar a la familia de Juan Pedro.   “Nos duele, tenemos un montón de amigos a los que hemos perdido arriba de las motos, sabemos que los accidentes suceden, nunca nadie los busca pero están ahí y nosotros que hacemos miles de kilómetros todos los meses a bordo de las motos sabemos que la seguridad es lo primero” remarcó.   “Hay algo muy importante para que tengan en cuenta, ir en moto sin casco, en un accidente a 40 kilómetros por hora, el efecto que produce en el cráneo es el mismo que si yo suelto un huevo al piso, por eso tomen conciencia, es importantísimo el uso del casco” graficó Richy, vicepresidente de la agrupación.   “Los que vamos en moto usamos esto” dijo con el casco en alto, gesto que imitaron los cientos de moteros que estaban en el lugar. Eso dio paso a uno de los momentos más tristes del encuentro: cuando se hizo un minuto de silencio en memoria de Juan Pedro.   “Gracias, muchas gracias desde el fondo de mi corazón” atinó a decir Antonela, la mamá de Juan Pedro visiblemente emocionada.   Luego, los moteros volvieron a sus motos, dieron un nuevo giro por el centro de Villa Ramallo y partieron rumbo a la costa de la ciudad de Ramallo donde tenían previsto pasar el resto del día.   Fuente www.info3407.com.ar

 

Compartir

Comentarios