Con relación a las declaraciones del ex futbolista David Ramírez a este medio, el club Defensores de Belgrano emitió el siguiente comunicado:

En relación a esta cuestión, el Club Defensores aclara que jamás han recibido un proyecto de fútbol de los individuos que se señala, resultando ajeno a cualquier encuentro que hayan tenido previamente estas personas con la empresa inversora. Que evidentemente este es un problema que deberían dilucidar la empresa inversora y las personas que pretendían intermediar en esta cuestión, circunstancia que supera a la institución.- Concretamente en las últimas semanas el club evaluó distintas posibilidades a los efectos de continuar participando en la competencia del Torneo Federal; una de ellas era la de incorporar capitales externos, para corregir cualquier déficit y el incremento de los gastos, ante tal circunstancia se reunió personalmente con el representante de una empresa, a los efectos de escuchar la propuesta y ver la posibilidad de poder llegar a un acuerdo. Que transcurrida la misma se descartó, dado que la figura pretendida era la de un gerenciamiento con poder y control total, a largo plazo, involucrando desde las inferiores hasta el fútbol profesional y por supuesto con cambios dentro de los recursos humanos del club. Después de algunas semanas se reformula la cuestión y se establece la posibilidad de un acuerdo distinto que involucra derechos y obligaciones de ambas partes en la que los aportes de capital y los derechos y obligaciones que trae aparejado afectaría a ambos contrayentes, con independencia de gestión para generar recursos y de opinión. Del mismo modo la empresa incorporaría al plantel actual del club una cantidad de jugadores que le pertenecen así como también un profesional dentro del cuerpo técnico, simple y sencillo, puntualmente sin estruendos ni lujos, por el contrario con la humildad de siempre.-

Sinceramente en esta realidad narrada, desconocemos hasta donde llegó el vínculo entre el inversor y los supuestos intermediarios o si existió un quiebre o distanciamiento, de más está decir que no es una cuestión que nos competa. Si nos llama la atención el modo en que se mediatiza tal circunstancia, atacando a la institución y a algunos de sus integrantes, salvo que lo que se busque es que se aborte o se descarte el acuerdo, y que por lo tanto el Club no pueda competir. Solo nos atreveremos a decir que el club y sus dirigentes desde hace más de nueve años intentan llevar adelante esta aventura con aciertos y con errores, pero dignamente y sin comprometer a terceras personas. Que gracias a ello se han podido otorgar a un centenar de personas de Ramallo la posibilidad de trabajar, crecer y hasta poder llevar cabo una carrera dentro del Deporte en la que algunos afortunadamente han podido crecer económicamente. Es un club chico de un pago chico donde nos conocemos todos, si alguien pudo ver la posibilidad de hacer un negocio o ganar un dinero con este tema lo desconocemos, nosotros simplemente buscamos mantenernos en competencia deportiva. Afortunadamente en este país existe la libertad de expresión, y las personas pueden manifestar lo que siente en tanto y en cuanto no se falte el respeto, de ahí en más está en cada oyente o lector formar su propia opinión.-

 

Compartir

Comentarios