Desde el 31 de julio la localidad quedará sin atención al publico del BBVA.
Los empleados serían re ubicados en otras sucursales.

Los clientes podrán continuar trabajando con la entidad a través de los canales digitales o en la sucursal en San Nicolás.

Compartir

Comentarios