Había comenzado el partido cuando el papá de Cristian Romero sufrió una descompensación cardíaca en la tribuna y fue trasladado con urgencia a un hospital cercano, pero no hubo nada que hacer. Pese a los esfuerzos de reanimación, el hombre que había ido a ver a su hijo junto a otros familiares dejo de existir. El jugador y el resto del plantel se enteraron de la lamentable noticia al término del encuentro, provocando una profunda tristeza en la familia granate y todo lo referente a lo deportivo quedo de lado.

Compartir

Comentarios