José Luis Bachiocchi distribuidor mayorista de pirotecnia presentó una nota en el concejo deliberante para pedir que se revea la Ordenanza que prohíbe la venta en el partido de Ramallo. El comerciante señaló que está dispuesto a dialogar con todas las partes y buscar un punto de encuentro. Remarcó que así no puede seguir ya que es muy compleja su situación. “No entiendo como en San Nicolás si se puede y en Ramallo no” expresó al tiempo que agregó “hay que buscar una solución la venta de pirotecnia representa un dinero para muchos comercios a esta altura del año”.

Bachiocchi tuvo una fábrica de pirotecnia en la provincia de Santa Fe en los ’90 cuenta y las políticas de la esa década lo llevaron a quedarse solamente con un puesto de venta mayorista. “Más allá de todos los argumentos tiene que haber un equilibrio” dijo. “Dado que la provincia y catorce distritos más han declarado inconstitucional la ordenanza porque una ordenanza municipal no puede ir contra una ley nacional. Nosotros planteamos juntar las partes y llegar a un equilibrio. Que nos prohíban las ventas, para mí es un perjuicio económico tremendo” remarcó.

“Todos los kioscos y negocios de Ramallo que se hacían una extra hoy está coartado de trabajar. Hoy en Ramallo está prohibido todo. No se puede tener nada hoy en Ramallo en materia de pirotecnia. Yo presenté la nota en el concejo deliberante para evitar perjuicios mayores y evitar juicios porque de no ser así vamos a llevar adelante acciones legales. Ya son dos años que no puedo trabajar tres con este. Estamos estudiando con un par de abogados para hacer juicios” indicó

“En San Nicolás se puede vender pirotecnia, en San Pedro se puede vender desde el 20 de diciembre, se vende el 24 y 31 y después no se vende más. Se podría vender los productos de bajo sonido, eliminar las bombas, vender estrellitas, cañitas, y buscar un punto de acuerdo con las asociación de chicos autistas y las asociaciones de animales para poder llegar a un acuerdo” reflexionó Bachiocchi.

“Nosotros hablamos con los concejales, hablamos tranquilos, hoy estoy a la espera de que me llamen. En los ‘90 tuve fábrica en Santa Fe y me fundí ahora solo tengo venta mayorista. Este es un negocio de temporada, se da ahora en las fiestas. Creo que se puede alcanzar un acuerdo entre todas las partes. Ruidos molestos hay constantemente y con esto no justifico la pirotecnia. Se puede llegar a un acuerdo entre todos” finalizó. 

Compartir

Comentarios