El último fue el concejal Gustavo Perie, por el bloque Cambiemos quien se extendió por alrededor de quince minutos. El presidente del bloque mayoritario ofreció un discurso crítico sobre la gestión aunque, como luego se lo hizo notar el propio intendente, fue escasa de datos y cifras que avalaran muchas de las críticas vertidas.

En esa linea, Perie hizo especial hincapié en el respaldo recibido en las urnas y en la necesidad de que el gobierno escuche esa voluntad popular. “Los habitantes de Ramallo han hecho llegar un mensaje contundente hacia esta gestión por lo tanto no debemos darle la espalda” dijo. “Entender que 3 de cada 4 vecinos no avalaron ni apoyaron esta gestión es un claro mensaje que no podemos obviar”agregó. 


Luego se metió de lleno en la gestión y reclamó por la desafectación de fondos: “se desafectan fondos que corresponden a salud, obra pública, educación o seguridad. Y eso tiene una sola razón, el desmanejo que existe en el gasto público con la constante creación de nuevos cargos políticos que ocasionan que el dinero que debería ser aplicado a cuestiones fundamentales, solo se aplica al pago de la masa salarial”.

Las críticas también fueron para seguridad, de la que dijo “hay zonas liberadas” y habló de la incapacidad de “quienes forman parte de la fuerza comunal”. Sobre salud habló de “un hospital colapsado”, “sin la atención adecuada” con “falta de gestión” y hasta habló de salas de primeros auxilios “detonadas” .


“Necesitamos que el gobierno marque cuál es su horizonte de gobierno, no podemos un día escuchar un discurso castigando a una de las empresas mas importantes del partido y a reglón seguido otorgarle una exención impositiva municipal. Deberá lograr un equilibrio porque las dudas permanentes y la falta de rumbo han sido percibidas por la población” disparó Perie.

Compartir

Comentarios