Por el bloque 1 País, la concejal Maira Ricciardelli fue más dura y enseguida le reclamó por las críticas vertidas al Concejo Deliberante. “Nosotros seremos quienes día a día atenderemos y expondremos necesidades y acompañaremos con nuestro voto lo que sea mejor para la comunidad, sin banderías o camisetas políticas. Estamos convencidos que desde este concejo tenemos que olvidarnos de la chicana y la descalificación pública” aseguró.

“No venimos a poner palos en la rueda como escuché decir, no es verdad que no trabajemos como nos acusaron, queremos recordarles a nuestros dirigentes que nuestra tarea es legislar” agregó. 


Luego se refirió al veto de la ordenanza de su autoría sobre el control sobre el ingreso a la planta permanente municipal. “la ordenanza fue vetada por el intendente olvidándose de la transparencia que pregona y de los derechos de los trabajadores, poniendo un manto de oscuridad, duda y especialmente arbitrariedad al ingreso del personal” reclamó. 

Compartir

Comentarios