En la noche de este jueves por pedido del concejal Rómulo Desposito (bloque Cambiemos) y fuera de la orden del día enviada se propuso dar tratamiento a las modificaciones del Código Urbano y Territorial. Minutos después fue aprobado por mayoría con una votación que en principio deja mucha tela para cortar.


Desde hace un tiempo a esta parte era un secreto a voces que el gobierno de la provincia de Buenos Aires exigía la devolución del Código con las modificaciones. Tema sobre el que no había consenso centralmente en el bloque de Cambiemos, si en el oficialismo.

De hecho en las últimas sesiones que se intentó aprobar fueron los ediles opositores los que se levantaron y no dieron quórum, por lo que la sesión quedó trunca. 

El tema después de varias idas y vueltas volvió a comisión. 

¿La mano de Santalla?

En la noche de este jueves en lo que era una sesión sin grandes temas, a la espera del tratamiento del presupuesto y la fiscal impositiva, previsto para fin de mes, se metió en la orden del día sin comunicación previa la decisión de darle tratamiento a un tema que hasta donde se sabe no tenía los consensos necesarios. 

Atrás había quedado las convocatorias realizadas por el Departamento Ejecutivo hace unos meses y en donde la ONG UPVA fue la primera en pegar el portazo por cómo se manejaba el tema y seguido se fueron otras instituciones intermedias que fueron convocadas para analizar las modificatorias del COU. 

¿Que pasó  ayer?

Casi como un film, se empezaron a suscitar en la noche del jueves diferentes situaciones. Los ediles del Frente Renovador, Patricia Gómez y Sergio Roma, estuvieron ausentes; Ricardo Belos presidente del cuerpo, había pedido licencia por dos días y después siguió una votación tan rara como difícil de explicar desde estas líneas. 

Con nueve votos a favor y cinco en contra se aprobaron las modificaciones para que en las primeras horas de este viernes el código viaje a la ciudad de La Plata, en una sesión por lo menos para ser generoso en la calificación, denominada como "RARA". 

En contra votaron el edil Luis Onofri y Elvio Zanazzi del peronismo; Gabriela Lourenco y la doctora San Filipo de Cambiemos; y la profesora Jordana Dentone de Progresistas. 

A favor, Ricardo Gorostiza, María José Mendiburu, Marta Gómez, Luisa Herrera, Jorge Farías; en la misma sintonía lo hicieron Héctor Sbuttoni, Silvio Gaeto, Rómulo Desposito y Roberto Borselli de Cambiemos. 

Un antecedente similar

No es la primera vez que los concejales votan temas que no están en la orden del día. 

Hace unos años atrás los concejales olvidaron poner en el orden día la modificación al coeficiente para aumentarse las dietas. 

Los presentes en la sesión vieron como finalizaba la misma y unos minutos después cuando la sala quedó vacía volvieron, se sentaron y la votaron con excepciones por la negativa como los concejales Dentone, Desposito y Sbuttoni, esa noche los ediles de aquel momento se aumentaron entre 8 y 10 mil pesos sin ponerse colorados. 

Foto Estefanía Correa

Compartir

Comentarios